sábado, 30 de junio de 2018

INTENSO Y PARTICIPATIVO ENCUENTRO DEL CAFÉ UFOLÓGICO RÍO54 EN JUNIO


El próximo Café Ufológico RIO54 será el jueves 5 de julio, a las 18,30 en el restaurant autoservicio Bellagamba de Avellaneda y Eleodoro Lobos, barrio de Caballito.


Estuvieron presentes en nuestra reunión del jueves 7 de junio de 2018, Diego Cantiano, Andrea Argüello, Aldo Barroso, Alex Gómez, Cristian Vera, Marta Fuster, Daniel Postizzi, Lali Alvarez, Alejandro Merel, Elizabeth Nardini, José Fandi, Rubén Rombolá, Isidoro Markus, Patricia Sibar, Juan Carlos Crespo, Claudia Sciacca, Javier Stagnaro, Lucas Demsar, Juan Faillá, Jorge Moauro, Diego Golía, Jorge Fmil, Lucas Fmil, Carlos Vales, Edgardo Stekar, Miguel A. Chaile, Sofía Poeta, Joaquín Lopumo, Daniel Guerrero, Carlos Spinelli, Angeles Nannini, Osvaldo García, Edith Oliveira, Marcelo Ferro, Mabel Costea, Luis González, Orlando Burgos, Horacio Sorbaro, Karina Zabala, Abel Leguizamón, Martín Scarpelli, Fabien Camborieux, Víctor Katzin, Luis Gaitán, Antonio Barbuzza, con la coordinación de Mario Lupo y Rubén Morales. Disculpas si en esta lista hemos olvidado a alguien!


En junio el Café Ufológico RIO54 realizó su habitual reunión mensual en el local de Bellagamba de Avellaneda y Eleodoro Lobos, fue un nuevo encuentro de charla apasionada, con una participación tumultuosa de los amigos y amigas que concurren cada mes para conversar sobre ovnis y temas conexos.

Carlos Martínez Sarasola en su visita a RIO54 en 2017
Rubén Morales abrió la reunión con una noticia triste, referida al inesperado fallecimiento del reconocido antropólogo Carlos Martínez Sarasola, quien había participado en la mesa del Café Ufológico RIO54, oportunidad en que testimonió un avistamiento a partir del cual comenzó su interés por los no identificados. También había asistido a una de las charlas que dictó Javier Stagnaro el año pasado, en el marco de los Encuentros Cercanos Culturales. Carlos tenía unos diez libros publicados y era una eminencia en el estudio de las culturas aborígenes del territorio argentino, además su compromiso con los pueblos originarios lo llevó a ser incluido en ritos y celebraciones ancestrales a los que habitualmente ningún blanco tiene acceso. Varios participantes de la mesa de RIO54 tomaron la palabra para expresar su sentido homenaje al amigo Carlos Martínez Sarasola.

Rubén Morales tomando apuntes.
Después de esa instancia de recordación, Morales informó que se ha publicado y ofrecido con gran éxito en la Feria del Libro la segunda edición de su obra "Los ovnis de la Antártida", que incluye actualizaciones importantes sobre todo en los casos chilenos y británicos. Curiosamente, fue en esa feria donde se encontró por última vez con Carlos Martínez Sarasola.

Se le dio la bienvenida a quienes llegaron por primera vez al ya histórico Café Ufológico RIO54, tuvimos el placer de contar con la presencia de Fabien Camborieux, un estudiante universitario francés, originario de Toulouse, que hace varios meses reside en Buenos Aires. Expresó su interés por estas reuniones que sirven para compartir información y perder el miedo a hablar, ya que este tema suele ser muy ocultado -enfatizó. Fabien se especializa en cuestiones ambientales, en tal sentido advirtió sobre los peligros de la explotación minera por fracking y promovió las acciones que apuntan a desarrollar la energía libre gratis para el mundo.

Fabien Camborieux (izq.) y parte de la concurrencia.
Por su parte, Martín Scarpelli (de Quilmes, Gran Bs. As.) hace tiempo viene siguiendo nuestras actividades en el blog del Café Ufológico RIO54 y en esta oportunidad pudo venir a compartir nuestra mesa. Su interés en el tema se lo contagió su madre, Delia Barreiro, quien en la década de 1950 observó, junto a otras personas que estaban en una parada de colectivos de San Francisco Solano, una luz que se movía de sur a norte lanzando chispas amarillentas. El fenómeno se detuvo precisamente sobre esa esquina, momento en que se lo vio como una esfera con un color oro muy especial. Se detuvo unos segundos y cambió de dirección hacia el este siempre esparciendo pequeñas chispas en su avance. En los años '60 Delia fue integrante del ya legendario grupo AIDOVNI de Olavarría, recordado, entre otras cosas, por realizar sus investigaciones de campo con caravanas de Citroëns.

El esperado encuentro mensual de los amigos y amigas de RIO54.
Luis Gaitán, de Ituzaingó, Gran Bs. As, practica reiki y meditación, dijo que a los 8 años lo marcó profundamente ver un objeto salir del agua desde la playa de Ñandubaisal (Gualeguaychú, Pcia. de Entre Ríos). Quedó suspendido a un metro sobre el río, era redondo y con luz brillante, tenía el tamaño de un Fiat 600, producía un zumbido primero grave y después agudo, generaba una corriente estática que hacía erizar los cabellos, además Luis sentía como pinchazos en la cabeza. Finalmente el fenómeno salió disparado a la distancia dejando tras de sí una estela de vapor.
Relató también una "visita de dormitorio" en 2012. Era de madrugada, exactamente a las 3:33 cuando se despertó a causa de una intensa luz naranja que iluminaba la habitación. De pie frente a su cama había un ser muy alto, de unos 2,50 m., rubio, de porte atlético, con vestimenta ajustada, rostro muy serio aunque con rasgos femeninos. Luis se pellizcó para asegurarse de no estar soñando, gesto que el visitante comprendió para dar comienzo entonces a una conversación telepática...

Habla Víctor Katzin, ante la atenta escucha de os presentes.
Pero como RIO54 es un encuentro plural donde todas las vertientes de pensamiento encuentran su espacio, luego intervino Víctor Katzin, biólogo, quien es un cliente habitual de Bellagamba que entró dispuesto a degustar el "plato del día", que ese jueves era un sabroso mondongo que atraía con un aroma tentador. Fue así que Víctor se encontró de pronto con una reunión de interesados en los ovnis, un tema que también estaba entre sus aficiones, y se sumó a la rueda de participantes. Valoró la importancia del Café Ufológico como lugar donde confluyen evidencias y se favorecen las catarsis personales, aunque también enfatizó que hay que darle mayores visos de seriedad a estos fenómenos, por ejemplo a partir de encuadres teóricos de la física como la teoría de las cuerdas.

Mario Lupo toma la palabra.
Y se fueron sucediendo los temas en el Café Ufológico RIO54, Juan Faillá, Mario Lupo y Carlos Vales recordaron la trayectoria de Cándido Víctor Del Prado, un biólogo que tenía una amplia cosmovisión espiritual y esotérica, ideario que plasmó en dos libros firmados con el seudónimo de Elanio. Del Prado fue especialmente conocido en el ámbito ufológico por haber integrado el staff de la revista Cuarta Dimensión que dirigía Fabio Zerpa.

Martín Scarpalli y Antonio Barbuzza comentaron su reciente participación en el Congreso Ovni que se realizó en Victoria (Pcia. de Entre Ríos), resaltaron la tarea de las organizadoras Silvia y Andrea Pérez Simondini, así como elogiaron especialmente la positiva actitud hacia los ufólogos presentes del comandante Jorge Polanco, quien en 1995 protagonizó el sonado "Caso Bariloche" cuando piloteaba un avión de Aerolíneas Argentinas que estaba pronto a tomar pista.

En fin, diversos amigos y amigas de RIO54 explicaron a los recién llegados a la mesa las originales características que tiene el café ufológico, Diego Golía repasó sus objetivos básicos que se diferencian de los grupos tradicionales dedicados al tema. Jorge Fmil lo remarcó de manera emotiva: "Esto es como una familia, donde conviven diferentes maneras de pensar y diferentes metodologías de investigación, una cosa diferente es un grupo de investigación de campo, que utiliza una metodología determinada y opera en el pos-evento". Aldo Barroso utilizó otra figura retórica al expresar que aunque vengamos de trayectorias diferentes "somos como un ejército que aquí nos encontramos y nos abrazamos". En la misma línea, el co-coordinador Mario Lupo mencionó que RIO54 no es solo una reunión sobre ovnis, se abordan también temas conexos que enriquecen el diálogo, cada cual expresa su opinión con libertad demostrando que se puede convivir con lo distinto, donde siempre hay algunos que llegan por primera vez ansiosos por compartir sus experiencias en un grupo y son recibidos por otros dispuestos a escucharlos con atención, a integrarlos como amigos, así funciona el Café Ufológico RIO54 desde su fundación hace ocho años.

Pero no podría terminarse este resumen sin mencionar la ventaja que es realizar estas reuniones en un restaurant autoservicio como Bellagamba, con precios accesibles y lo mejor de la noche fue el suculento mondongo, muy sabroso y tierno de tan bien cocido, realmente hemos tenido una reunión y un mondongo que serán difíciles de olvidar :-D

Los esperamos en el próximo encuentro, como todos los primeros jueves de cada mes desde el año 2010 en adelante, el jueves 5 de julio a las 18:30 estaremos nuevamente en Bellagamba, Avellaneda y Eleodoro Lobos, barrio de Caballito, Ciudad de Buenos Aires. Como siempre, son reuniones de conversación con agenda abierta y libertad de palabra, solo se abona la consumición como en cualquier local gastronómico. Las reuniones no se filman ni se graban y si alguien lo hiciera es bajo su absoluta responsabilidad, solo tomamos unas fotos para ilustrar breves resúmenes como éste. Hasta la próxima!



lunes, 4 de junio de 2018

RIO54 CELEBRÓ SU OCTAVO ANIVERSARIO CON UNA APASIONANTE REUNIÓN!






El próximo encuentro del Café Ufológico RIO54 será el jueves 7 de junio en el cual, además de los temas planteados por los presentes, el co-coordinador del Café Ufológico RIO54 Rubén Morales presentará la segunda edición de su libro "Los ovnis de la Antártida", recién salido de imprenta y expuesto en la Feria del Libro, y resumirá las principales modificaciones que ha merecido esa obra. 

Estuvieron presentes en nuestra reunión del jueves 3 de mayo de 2018, Alex Gómez, Mario Coen, José Fandi, Isidoro Markus, Patricia Sibar, Diego Golía, Osvaldo García, Jorge Fmil, Juan Carlos Crespo, Cristian Vera, Diego Cantiano, Andrea Argüello, Daniel Postizzi, Edith Oliveira, Miguel Arjona, Lali Alvarez,  Marta Fuster,  Elizabeth Nardini, Daniel Guerrero, Federico Daniel, Miguel A. Chaile, Sofía Poeta, Joaquín Lopumo, Alejandro Merel, Karina López, Carlos Vales, Orlando Burgos, Pablo Warmkraut, Luis González, Antonio Barbuzza, Lucas Demsar, Mabel Costea, Alejandro Aucana, Javier Stagnaro, Karina Zabala, Abel Leguizamón, Daniel G. Zapata, Antonio M. Pérez, Germán Andreucci, con la coordinación de Mario Lupo y Rubén Morales. Disculpas si en esta lista hemos olvidado a alguien!


El Café Ufológico RIO54 tuvo una especial reunión el día jueves 3 de mayo, en su nuevo lugar de encuentro en Bellagamba de Avellaneda y Eleodoro Lobos, ya que en la fecha se celebraban 8 años consecutivos de estos encuentros donde confluyen amigos y amigas interesados en reunirse cada mes para conversar sobre ovnis y temas conexos.
Habla Alex Gómez, a su lado Mario Lupo.

Estaba presente el ingeniero Alex Gómez que participó en aquella reunión fundacional de mayo de 2010, por entonces junto a Juan Faillá y los coordinadores Mario Lupo y Rubén Morales. Esa mesa con cuatro personas en un rincón del Café de la Subasta sería el detonador por entonces impensado, inimaginable, de la feliz realidad actual, con más de cuarenta participantes en cada reunión. Además la idea fue lo suficientemente buena como para generar encuentros similares en otros lugares de la Argentina, y también a escala internacional en ciudades como Valencia, Quito, Santiago y Valparaíso. Ya muchos acuden a los cafés ufológicos no por ser investigadores o estudiosos del tema sino porque han entendido que esta forma de reunirse constituye una nueva alternativa cultural que se expande.

Morales, Gómez y Lupo, tres de los cuatro iniciadores de RIO54.
Como siempre, en principio le dimos la bienvenida a los llegados por primera vez a nuestro punto de encuentro, tal el caso de Abel Leguizamón y Karina Zabala quienes propiciaron abrir la conciencia a una realidad que se impone, en una apertura que debe incluir el esoterismo y la metafísica. Abel mencionó observaciones en el mítico cerro Uritorco en tanto Karina añadió que ha participado en grupos de contacto y ha tenido potentes experiencias oníricas. 

A continuación se presentó Germán Andreucci (28) quien concurrió atraído por la posibilidad única que ofrecen los cafés ufológicos de charlar personalmente y no a través de las redes sociales, para acceder a la información por el diálogo directo, cara a cara. Añadió que es estudiante universitario y se enteró de la existencia del café porque ¡un docente en clase mencionó haber participado en RIO54! Tales son las repercusiones inesperadas que tienen los cafés ufológicos.

La ufología del oeste bonaerense estuvo dignamente representada!
Luego habló Daniel Zapata, en su primera visita aquí pero es habitué del Café UFO Morón (otro café que está teniendo gran éxito, en la zona oeste del GBA) y Daniel contó un avistamiento en Hurlingham cuando tenía 12 o 13 años en una celebración de Navidad o Año Nuevo. Junto a uno de sus primos vio una luz que se movía en el cielo. Lo curioso es que al señalarla con el dedo la luz se detuvo y bajó hasta unos 20 metros del suelo, desde donde iluminaba toda la calle. La describió como una nave con luz blanca en el centro y bordes de tonalidad naranja-rojiza. Producía un zumbido similar al de un secarropas Kohinoor. Luego tomó altura hasta perderse en la noche. Pablo Warmkraut remarcó que Daniel es especialmente perceptivo a diversos fenómenos de orden paranormal. 

Miradas atentas en una sala colmada de asistentes.
Antonio Pérez refirió un avistamiento en Ramos Mejía de un objeto que avanzaba hasta detenerse y regresar por su mismo camino. Reflexionó que entre los extraterrestres también debe haber buenos y malos, "cómo es arriba es abajo" -sentenció. Y es que cómo no conocemos otra civilización más allá de la terrestre, nos vemos obligados a extrapolar las posibles características de los eventuales visitantes a partir de las conocidas en nuestro mundo, sin otra opción de referencia.

José Fandi planteó organizarse para conjeturar sobre la nave del futuro.
El presidente de la Asociación Argentina de Inventores José Fandi tomó la palabra para lanzar su propuesta de sumar amigos de RIO54 que tengan una aproximación de tipo tecnológico al tema para elaborar conjeturas acerca de cuales serían las características constructivas de las naves que nos visitan o, a la inversa, pensar el diseño de una nave apta para salir a buscar civilizaciones en la Galaxia, que debería "sembrar información" a su paso para favorecer el contacto y especuló que su tamaño debería ser de más de un kilómetro, para dar a una tripulación numerosa las necesarias condiciones de vida y bienestar durante un tiempo muy prolongado. Agregó que la teoría cuántica demuestra que hay un mundo invisible que no comprendemos completamente pero que otros pueden haber ya accedido a ese conocimiento, y el solo hecho de que "ellos" puedan haber llegado hasta nuestro planeta indicaría una superioridad tecnológica excepcional.

Luego Diego Golía esbozó un brillante resumen de los conceptos planteados durante la reunión por cada uno de los participantes, basado en la posición respetuosa de que lo científico y lo esotérico tienen cabida en encuentros como éste, ya que se impone escuchar todas las voces porque nadie tiene toda la verdad. 

Antonio Barbuzza refirió que hay fuertes indicios de la existencia de convenios entre  extraterrestres con los gobiernos de determinados países, convenios que habrían derivado en muchos de los avances tecnológicos súbitos que se han lanzado en los últimos años.
El Co-coordinador Mario Lupo toma la palabra.
También la reunión del Café Ufológico RIO54 es útil para promocionar actividades relacionadas, por ejemplo Pablo Warmkraut invitó a participar en el Café UFO Morón que suele reunirse los primeros viernes de cada mes a las 18,30 en Machado 792, Morón, así como realiza el programa Misterios de mi País que tiene diferentes canales y fechas de emisión, en tanto también estaba presente Andrea Argüello y parte de su equipo que organizan el Café Ufológico "Bienvenidos Tripulantes" el segundo domingo de cada mes a las 16 en el sótano del bar Cabo Polonio en Villa Crespo (Ferrari y Marechal), que promete constituirse en un nuevo referente de las reuniones ufológicas en la Ciudad de Buenos Aires. Y desde General Rodríguez, Pcia. de Buenos Aires, Carlos Vales realiza su programa radial Enigmas 2018 por radio Atilra, los miércoles de 21 a 23, otra opción para participar y enterarse de todo lo que pasa en el ámbito de la ufología.

Y esto solamente fue una pequeña parte de los temas que se trataron en esta reunión realizada una vez más en el restaurant autoservicio Bellagamba de Avellaneda 399. Así que los esperamos en el próximo encuentro pues como todos los primeros jueves de cada mes desde el año 2010 en adelante, el próximo jueves 7 de junio a las 18:30 estaremos en Bellagamba, Avellaneda y Eleodoro Lobos, barrio de Caballito, Ciudad de Buenos Aires.
Vista parcial de la concurrida asistencia a la reunión de mayo.



lunes, 30 de abril de 2018

SE VIENE EL CAFÉ UFOLÓGICO RIO54 DE MAYO!

MAYO DE 2010 - MAYO DE 2018

OCHO AÑOS CONSECUTIVOS DE CAFÉS UFOLÓGICOS
¡GRACIAS A LOS 400 AMIGOS Y AMIGAS CON QUIENES HEMOS COMPARTIDO NUESTRA MESA!

lunes, 9 de abril de 2018

FANTÁSTICO CAFÉ UFOLÓGICO DE ABRIL EN NUESTRO NUEVO LUGAR DE REUNIÓN




 


Éxito total. Casi medio centenar de amigos y amigas se dieron cita en el Café Ufológico RIO54 el jueves 5 de abril de 2018, que debió abandonar su ya tradicional lugar de reunión en el Café de la Subasta y se ha trasladado al local de Bellagamba, también en el barrio de Caballito, que se encuentra en Avellaneda 399, esquina Eleodoro Lobos.

Estuvieron presentes en nuestra reunión del jueves 5 de abril de 2018, Isidoro Marcus, Juan Carlos Crespo, Edith Oliveira, Alberto Portalet, Marta Fuster, Jorge Fmil, José Fandi, Diego Cantiano, Daniel Alessandro, Ricardo Durán, Edgardo Stekar,  Elizabeth Nardini, Alicia Anael, Miguel Arjona, Andrea Argüello, Aldo Barroso, Patricia Sibar, Luis González, Carlos Vales, Ernesto Lacalle, Vicente Rótolo, María Ester Maskin, Daniel Guerrero, Silvia Simonetti, Lali Alvarez, Daniel Postizzi, Alberto Céspedes, Mario Coen, Karina López, Estela González, Steven Ayres, Javier Stagnaro, Osvaldo García, Diego Golia, Sofía Poeta, Joaquín Lopumo, Erica Viceconte, Noemí Do Rosario, Jorge Norberto Do Rosario, Rodolfo Porras, con la coordinación de Mario Lupo y Rubén Morales. Disculpas si en esta lista hemos olvidado a alguien!


Los coordinadores Mario Lupo y Rubén Morales dieron la bienvenida a todos los participantes, estando próximos a cumplir ocho años de reuniones mensuales consecutivas del Primer Café Ufológico de la República Argentina, una idea que se ha multiplicado dando lugar al nacimiento de otros encuentros similares en diversas ciudades argentinas y también en otros países. Rubén resaltó que la creación de nuevos cafés ufológicos es siempre recibida como un signo de cooperación que amplía y jerarquiza la Red de Cafés Ufológicos. Consecuente con esa línea incluyente de pensamiento y acción, el co-coordinador de RIO54 felicitó la novedad de que un nuevo café ufológico está por nacer en la ciudad de Buenos Aires! En efecto, la iniciativa impulsada por Andrea Argüello junto a un equipo que es parte de los amigos y amigas que se reúnen habitualmente en RIO54, se denomina “Bienvenidos tripulantes” y promete ser un nuevo punto de encuentro ufológico que tendrá su reunión inaugural el domingo 15 de abril a las 15:00 horas en el café “Cabo Polonio” ubicado en Marechal y Ferrari, barrio de Caballito. ¡Felicitaciones y adelante!


Como en toda reunión del Café Ufológico RIO54, luego de las palabras iniciales se le dio la bienvenida a quienes llegan por primera vez a nuestra mesa. Rodolfo Porras nos explicó que es astrónomo aficionado y se dedica a hacer trabajos de astrofotografía, aunque por el telescopio nunca vio nada “del otro mundo” más allá de los objetos celestes conocidos. Recomendó especialmente el ciclo “Viaje a otra dimensión”, conducido por el estudioso peruano Anthony Choy, cuyos capítulos pueden seguirse en YouTube.

Por su parte, Diego Golia dijo que el tema ovni le apasiona desde su infancia, tiempos en que su abuela le regaló el fascinante libro Crónicas Marcianas de Ray Bradbury. A partir de entonces comenzó a transitar un camino de apertura y toma de conciencia hacia nuevos descubrimientos, un camino que una vez iniciado continúa para siempre.

También llegaron a nuestra mesa Joaquín y Sofía, jóvenes estudiantes de abogacía, originarios de la ciudad de Bragado, los dos apasionados por estos temas. Mencionaron algunos avistamientos destacados de esa zona centro-oeste de la Provincia de Buenos Aires, además informaron que editan la página Ovni, documentos extraterrestres” en Facebook e invitaron a conocerla.

Estaba presente en la reunión Estela González, habitual participante de nuestro Café, pero en esta oportunidad vino con su esposo Steve de nacionalidad estadounidense, quien no domina el idioma español pero saludó al grupo con entusiasmo expresando que se sentía muy feliz de estar aquí.

Erica Viceconte es otra asistente a quien dimos la bienvenida y se presentó diciendo: “Nunca me interesó específicamente el tema ovni pero por algo hoy estoy acá”. Erica ha desarrollado una trayectoria personal orientada a la espiritualidad, con retiros de meditación así como se refirió a encuentros chamánicos con plantas sagradas que le resultaron fuertemente reveladores.

Norberto Do Rosario es de Ituzaingó (Pcia. de Buenos Aires), especialista en tratamiento térmico de aceros. Relató un avistamiento del 14 de febrero de 2012 en una noche estrellada, oportunidad en la que vio dos luces con diferentes movimientos, una de las cuales dejaba una cola a modo de un cometa. En otra ocasión avistó el típico ovni con forma de dos platos unidos por sus bordes, de color oscuro con 3 luces blancas, una grande en el centro y dos pequeñas en los extremos, pero además ha vivido experiencias muy perturbadoras en su propia casa, las que confió a su vecino de Ituzaingó Adrián Nicala, ufólogo que también ha participado en las reuniones de RIO54.

Luego tomó la palabra el aerotécnico Jorge Fmil quien llamó la atención de los presentes acerca de estar alertas a la incidencia del cambio climático en el incremento de la carga eléctrica durante las tormentas. Dijo que el campo eléctrico ha aumentado tanto que un avión comercial cuando atraviesa una tormenta suele recibir un promedio de 15 rayos en su fuselaje, suficientes descargas para poner en riesgo las condiciones de aeronavegación. Asimismo resaltó que para evitar electrocuciones de bañistas en las playas atlánticas se han instalado muchos nuevos pararrayos recientemente.

Por fin, José Fandi, el presidente de la Asociación Argentina de Inventores (el más longevo de la mesa con sus 92 años) lanzó una convocatoria a quienes estén interesados en abrir un campo de conjeturas sobre como serían las naves capaces de atravesar el espacio y llegar a la Tierra. El desafío es realizar un ejercicio imaginativo-tecnológico que avizore las características constructivas de una nave capaz de franquear las enormes distancias interestelares. Queda planteada la convocatoria para todos aquellos que deseen acompañar esta idea, que bien podría culminar con la elaboración de un documento consensuado, seguramente merecedor de muy buenas repercusiones en medios de comunicación.

Y esto fue solo una pequeña parte de lo dicho en esta verdaderamente fantástica reunión de abril. Nos reuniremos nuevamente el jueves 3 de mayo a las 18:30 en Bellagamba, Avellaneda 399 esquina Eleodoro Lobos barrio de Caballito, a pocas cuadras de la intersección de las avenidas Acoyte y Rivadavia. Hemos quedado muy conformes con la recepción que se nos ha dado en esta primera reunión en el local, que además es autoservicio, tiene variedad de platos y bebidas con precios accesibles.

--------------------------------------------------------------------------------------

Las reuniones del Café Ufológico RIO54 son públicas y abiertas. No se cobran honorarios. El local no nos alquila el espacio, por lo que es necesaria una consumición, como en cualquier bar que se visite. Para que podamos conversar con libertad las reuniones no se graban ni se filman y si alguien lo hiciera es bajo su exclusiva responsabilidad. Tomamos algunas fotos y solicitamos los nombres de los asistentes para mencionar su participación en resúmenes como éste. Gracias.


viernes, 30 de marzo de 2018

CAFE UFOLOGICO RIO54 ¡NOS MUDAMOS!



El Jueves 5 de abril, 18,30, nos reunimos en Bellagamba, Avellaneda y Eleodoro Lobos, Caballito, CABA.

La reunión del jueves 5 de abril de 2018 se realizará en el horario habitual de las 18,30, pero ya no en el clásico Café de La Subasta que nos recibió durante largos 8 años, el cual lamentablemente cerrará sus puertas. Nos mudamos, pero muy cerca, al local de Bellagamba situado en Avellaneda 399 esquina Eleodoro Lobos, también en el Barrio de Caballito, a cuatro cuadras de Acoyte y Rivadavia.
Entre las ventajas, el local es autoservicio, se retira la comida y la bebida, se pasa por caja y después se va a la mesa. Tiene precios accesibles y venden gaseosa en botella grande para compartir entre varios.

MEDIOS DE TRANSPORTE: Subte A, estación Acoyte.
Colectivos: 15, 36, 42, 55, 65, 84, 104,105, 112, 124, 135, 141, 146, 172, 181.

miércoles, 28 de marzo de 2018

"SERES EXTRAÑOS" EN LA ÚLTIMA REUNIÓN DE RIO54 EN EL CAFÉ DE LA SUBASTA





Estuvieron presentes en nuestra reunión del jueves 1 de marzo de 2018, Cristian Vera, Isidoro Marcus, Diego Cantiano, Andrea Argüello, David Altheim, Edith Oliveira, Aldo Barroso, Miguel Arjona, Alejandro Linconao, Horacio SorbaroLali Alvarez, Daniel Postizzi, Carlos Vales, José Fandi, Alberto Portalet, Patricia Sibar, Osvaldo García,  Karina López,  Alberto Céspedes, Elizabeth Nardini, Carlos Spinelli, Angeles Castro, Alicia Anael, Alejandro Aucana, Rolando Luna, Daniel A. Guerrero, Matías Barberis, Juan Carlos Crespo, Mara Dalle, con la coordinación de Mario Lupo y Rubén Morales. Disculpas si en esta lista hemos olvidado a alguien!


En marzo se realizó la última reunión del Café Ufológico RIO54 en el Café de la Subasta ya que el lugar que nos recibió con tanta amabilidad en los últimos ocho años cierra sus puertas por razones económicas. A lo largo de ese tiempo unos 400 asistentes compartieron la larga mesa de RIO54, entre ellos muy reconocidos ufólogos argentinos y del exterior. ¡Gracias por las hermosas experiencias compartidas en La Subasta!
La próxima reunión será el jueves 5 de abril a las 18,30 en Bellagamba, Avellaneda 399 (esquina Eleodoro Lobos) barrio de Caballito, CABA. 

Río de Janeiro Nº 54 ya se había convertido en un sitio emblemático para los apasionados por el tema ovni en la ciudad de Buenos Aires. Nuestro agradecimiento por la inmejorable atención recibida desde 2010 hasta la fecha al responsable del local, Santiago y a Rubén quien en su rol de mozo siempre nos trató con total cordialidad, incluso cuando la cantidad de asistentes desbordaba el espacio, además fue nuestro "fotógrafo oficial" en todas las reuniones, quien lograba las fotos grupales que encabezan los resúmenes en este blog. A partir e ahora cambiamos de espacio, pero seguimos en el mismo barrio y esperamos contar con los amigos y amigas de siempre!

Parte de la concurrencia al Café Ufológico RIO54.
En la reunión del 1 de marzo se presentó primeramente Matías Barberis, quién narró varias historias impactantes, de las que solo mencionaremos dos. La primera es de 1993, cuando vivía en Tandil, Provincia de Buenos Aires, en un cuarto piso del barrio Falucho, que está integrado por un conjunto de edificios, frente al cual hay un pequeño bosque. Una noche se cortó la luz, había mucho viento que agitaba los árboles con fuerza y se escuchaba ladrar a los perros de todo el vecindario. El departamento estaba a oscuras, sin embargo entraba una luz blanca intensa por una de las ventanas. Matías se asomó y vio que desde arriba, por encima del tanque de agua del edificio, venía un haz blanco muy fuerte. De pronto esta luz se apagó, pero al mirar hacia abajo, hacia el pastizal que se encontraba antes del bosque, se veía una zona iluminada perfectamente rectangular, sin que se viera la fuente que causaba esa iluminación de la superficie. Minutos después ese rectángulo también se apagó y al mismo tiempo cesaron las rachas de viento, en tanto los perros de a poco fueron calmando sus ladridos y todo retornó a la normalidad.

RIO54, un lugar donde compartir la amistad.
A continuación Matías relató otra historia muy particular. Su protagonista fue un reconocido profesional de la salud a quien denominaremos "el doctor". "El doctor" en la década del 60 vivía con su esposa en la zona sur del conurbano bonaerense, trabajaba en un  hospital de la ciudad de Buenos Aires y luego de su trabajo, cerca de la medianoche, regresaba a su hogar en su Peugeot 404 al que estacionaba en una cochera ubicada a la vuelta de su domicilio. En uno de esos regresos rutinarios, tal vez en 1969 o 1970, el doctor abrió el portón, bajó el auto hasta estacionarlo (la cochera estaba en el subsuelo), todo como de costumbre, pero le llamó la atención que muy cerca, a no más de 4 metros, había un hombre de pie que irradiaba una luz azul que lo envolvía completamente, además lo miraba fijo con unos ojos brillantes, luminosos. El doctor se sintió confuso y preocupado, no sabía de que se trataba esa presencia ni tampoco sus intenciones, pero al ver que el ser continuaba quieto, sin hacer movimiento alguno, su estrategia fue tratar de disimular, de no mirarlo a los ojos y seguirlo con la visión periférica, mientras iba trabando una por una las puertas del Peugeot. Hecho ésto salió caminando despacio, siempre mirando de soslayo al ser, y cerró el portón desde afuera, como siempre lo hacía. Al salir notó que en una casa vecina había una típica fiesta familiar, con música y las luces encendidas. 
El doctor llegó a su casa muy nervioso y le contó todo a su mujer pidiéndole por favor que no contara a nadie lo sucedido porque semejante historia podría poner en riesgo su carrera profesional. Casi no pudo dormir esa noche, pero algo más estaba por suceder para añadirle extrañeza al evento: Temprano por la mañana tocaron el timbre y el doctor atendió. El visitante se presentó diciendo ser oficial de la Armada Argentina y le preguntó educadamente si en la noche anterior había visto alguna cosa que le llamara la atención. El doctor, firme en su decisión de evitarse problemas, le dijo que no había visto nada. El militar se retiró disculpándose, pero sin tocar timbre en otras puertas…
Ese mismo día el doctor retornó a la cochera con todos los recaudos, pero no halló nada que llamara su atención, el auto estaba tal cual lo dejó. Pudo hacerle unas preguntas a los vecinos que habían hecho la fiesta y le comentaron que también habían visto el merodeo de un personaje extraño esa noche.
Algunos meses después el doctor comenzó a sufrir serios problemas de salud. Aunque sus mejores amigos eran grandes médicos no pudieron salvarlo y falleció de una leucemia fulminante cuando tenía poco más de 40 años. 
La viuda guardó el secreto de aquel extraño encuentro en la cochera, pero pasados más de 10 años se desahogó ante ciertos allegados, confesando que siempre tuvo la sospecha de que esa aparición pudo haber sido el causal de la enfermedad que llevó a la muerte a su marido. Este episodio se relaciona con lo que algunos ufólogos en décadas pasadas denominaban "entidades humanoides no asociadas" (al fenómeno ovni) y replantea una vez más el delgado límite que existe entre las apariciones fantasmales, los ovnis y hasta las manifestaciones de tipo místico / religioso, según la interpretación que argumenten los observadores en función de su entorno cultural. 

También Mara y Daniel fueron bienvenidos a la larga mesa de RIO54. Daniel dijo que a mediados de la década del 80, en una noche de Navidad, vio un punto de luz que se movía en el cielo de manera errática, ante lo cual él se persignó y para su sorpresa ¡la luz hizo un movimiento en forma de cruz! En cambio, Mara expresó que venía a escuchar ya que no tenía experiencias personales para contar, pero sí mencionó que una persona de su familia tenía una serie de círculos marcados en la piel que no sabe por qué aparecieron, un tema que ya se está volviendo recurrente: Varios participantes de recientes reuniones de RIO54 comentaron la aparición de marcas en el cuerpo luego de tener experiencias de "visitantes nocturnos" o avistamientos de ovnis.

Expone Juan Carlos Crespo.
Finalmente se presentó Juan Carlos Crespo, apasionado desde niño por estas temáticas, que ha realizado intrigantes observaciones. Pero la anécdota que más conmovió a todos los integrantes del Café Ufológico RIO54 se relaciona con su especialización profesional que es realizar videos y efectos especiales. En la década de 1990 tuvo un sueño muy vívido que al despertar representó en un dibujo, una suerte de psicografía que sería premonitoria… En el sueño Juan Carlos se veía examinando una placa radiográfica, la cual estaba dividida en dos partes, a la izquierda se veía un esqueleto de perfil y a la derecha el mismo pero de frente. El esqueleto correspondía a un ser de baja estatura, con un gran cráneo y vientre prominente. Y la profecía se cumplió de una manera singular: En el año 1995 Juan Carlos fue convocado por la producción del programa de TV "Memoria" que conducía el periodista Chiche Gelblung, para realizar en espuma de látex el cuerpo del humanoide de Roswell que fue presentado en una cuidada escenificación con la finalidad de demostrar que el video de la "autopsia de Roswell" había sido un fraude.  El propio Gelblung quedó muy impresionado por el realismo y la textura de la piel de ese muñeco extraterrestre que había resultado similar al de la radiografía soñada.

Por último, diversos integrantes de la mesa comentaron el caso que recientemente tuvo amplia repercusión en la prensa, sucedido en el pueblo de Arteaga (Pcia. de Santa Fe) acerca de un joven que subió a la camioneta conducida por Pedro Peirone y dejó la alfombra chamuscada al descender del vehículo.
El intenso debate, con diferentes posiciones, fue animado por Mario Lupo, Daniel Postizzi, Carlos Vales, Lali Álvarez, Cristian Vera y Aldo Barroso, entre otros. Hubo muchas cosas más que se contaron en la noche de marzo de RIO54, pero hasta aquí llega el resumen del mes.
El próximo encuentro del Café Ufológico RIO54 será el jueves 5 de abril, a las 18,30 en Bellagamba, Avellaneda 399 (esquina Eleodoro Lobos) barrio de Caballito, CABA El local no nos alquila el espacio ni se cobra entrada, por eso es importante que cada participante realice una consumición, tal como corresponde en cualquier bar que se visite. Se trata de un local autoservicio con precios accesibles.

Con similar criterio, las reuniones son públicas y abiertas, no se graban ni se filman para que podamos conversar con libertad y si alguien lo hiciera es bajo su exclusiva responsabilidad. Gracias.

Habla Mara en su presentación

También tenemos un grupo RIO54 en Facebook, que no es de acceso libre sino solo para quienes asistieron a alguna de nuestras reuniones, es un espacio para intercambiar novedades, así como compartir fotos, videos y enlaces a sitios web y quedar comunicados en red luego de haber compartido la mesa. Si participaste en alguna reunión RIO54, envianos una solicitud de amistad en Facebook, y te sumaremos con gusto.

viernes, 16 de marzo de 2018

MUY IMPORTANTE: EL CAFÉ UFOLÓGICO RIO54 DEJARÁ DE REUNIRSE EN EL CAFÉ DE LA SUBASTA


Nos vemos en la necesidad de comunicar a nuestros amigos y amigas que a fines de este mes de marzo el Café de la Subasta cerrará sus puertas, por lo tanto las reuniones del Café Ufológico RIO54 dejarán de realizarse en el lugar que nos recibió con tanta amabilidad en los últimos ocho años. A lo largo de ese tiempo unos 400 asistentes compartieron la larga mesa de RIO54, entre ellos muy reconocidos ufólogos argentinos y del exterior.

El Café de la Subasta ya se había convertido en un sitio de encuentro emblemático para los apasionados por el tema ovni en la ciudad de Buenos Aires. Nuestro agradecimiento por la inmejorable atención recibida desde 2010 hasta la fecha al responsable del local, Santiago y a Rubén quien en su rol de mozo siempre nos trató con toda cordialidad, incluso cuando debía conseguir sillas adicionales porque la cantidad de asistentes desbordaba el espacio, además fue nuestro "fotógrafo oficial" en todas las reuniones, quien lograba las fotos grupales que encabezan los resúmenes en este blog.

En breve informaremos el lugar donde se realizarán, desde abril en adelante,  las próximas reuniones del Café Ufológico RIO54.