viernes, 4 de septiembre de 2020

CAFÉ UFOLÓGICO RIO54 DE SEPTIEMBRE, EXITOSA Y AMIGABLE REUNIÓN VIRTUAL


El jueves 3 de septiembre de 2020, continuando con la tradición de reuniones mensuales del primer jueves de cada mes instaurada hace ya 10 años, el Café Ufológico RIO54 se convocó a través de Meet para mantener durante dos horas a partir de las 18, un intenso y motivador encuentro virtual en estos tiempos de pandemia que nos impiden realizar las tan añoradas reuniones presenciales compartiendo la amistad, que son la esencia y fundamento de los cafés ufológicos.

Pero aún en esta nueva realidad que atraviesa el mundo, fue muy grato volver a vernos a la distancia, volver a escucharnos y compartir historias muy interesantes no solamente sobre ovnis, sino sobre otros temas tales como el desarrollo aeroespacial del país, a lo que se sumaron muchas enriquecedoras anécdotas personales y hasta se plantearon proyectos educativos a desarrollar en colaboración.


Continuando con la modalidad que se inició en el Café de la Subasta en el año 2010, la coordinación del Café Ufológico RIO54 estuvo a cargo de Mario Lupo y Rubén Morales, con la participación activa de Adolfo Gandin Ocampo, Aldo Barroso, Alejandro Merel, Carlos Vales, Lucas Germán, Mariano Lioy, Mario Coen, Patricia Sibar, Rubén Rombolá, Elizabeth Nardini, Mabel, Pablo Zanelli, Adriana Urrutia, Sebastián Araya, Horacio Gómez, Carlos y Claudia Calabrese, Patsy Will y es probable que esta lista sea incompleta, ya que -como siempre sucede en las reuniones por internet- hubo quienes no pudieron sostener la conexión por problemas técnicos.


Mario Coen, en el Café Ufológico RIO54.

El encuentro, pese a su formato virtual, nos dejó una íntima sensación de pertenencia y amistad sostenida a través del tiempo. 


Significó también tomar conciencia de la capacidad de adaptación activa a la realidad que podemos desarrollar como grupos humanos ante los nuevos desafíos que se nos plantean, tales como esta pandemia que está causando estragos en todo el mundo.


Una lectura reflexiva de las circunstancias actuales conduce a postergar las expectativas optimistas que circulaban hasta hace poco, de retomar las reuniones presenciales antes de fin de año, y nos motiva a continuar reforzando la amistad que nos une por los medios virtuales que, bien utilizados, constituyen un valioso medio de comunicación.


También recordamos que tenemos un grupo de wasapp para no perder el contacto entre quienes participamos de las reuniones presenciales de RIO54. Toda persona que haya integrado las reuniones RIO54 del Café de La Subasta, del Restó Bellagamba o en la única reunión realizada en el Café Medinabella, puede participar de ese chat donde a diario se comparten nuevos contenidos, para lo cual puede solicitarlo indicando su número de celular a rio54ovni@gmail.com


El próximo encuentro virtual del Café Ufológico RIO54 será el primer jueves de octubre, precisamente el jueves 1 de octubre, de 18 hs. a 20 hs. en el siguiente enlace, todos los interesados pueden participar: https://meet.google.com/vbb-awuh-mwd


Expresamos nuestros deseos de buena salud para todos nuestros amigos y amigas y para sus respectivas familias. Son momentos para transitar con toda responsabilidad, prevención y cuidado para que podamos recuperar la vida normal que tanto extrañamos a la brevedad posible.


Un fuerte abrazo a la distancia, ¡y hasta el próximo encuentro del Café Ufológico RIO54!

viernes, 7 de agosto de 2020

CAFÉ UFOLÓGICO RIO54 VIRTUAL DE AGOSTO 2020

Esta vez por Meet se realizó el CAFÉ UFOLÓGICO RIO54 de agosto, agradecemos la activa participación de Elizabeth Nardini, Rubén Rombolá, María Angélica Rossi, Mariano Lioy, Alejandro Merel, Jorge Fmil, Pablo Warmkraut, Patricia Sibar, Miguel A. Chaile, Héctor Peña, Orcas Azerlav y Claudio Chena, así como valoramos la presencia de quienes trataron de participar pero tuvieron problemas técnicos o solo lograron conectar por muy pocos minutos como Roberto Prieto, Luis Páez, Aldo Barroso y María E. Maskin.

Fue un gran gusto volver a vernos y saludarnos a la distancia y además se abordaron importantes temas de actualidad durante más de dos horas. Los coordinadores Mario Lupo y Rubén Morales queremos expresar nuestra gran satisfacción y gratitud al grupo por este nuevo encuentro, y pedimos sepan disculpar los inconvenientes que se producen por utilizar esta modalidad virtual que nos ha tomado de sorpresa en estos tiempos de pandemia que implican pausar las reuniones en cafés y restaurantes, esas reuniones cara a cara que tanto extrañamos.

Ha sido de gran ayuda también contar con un grupo de wassapp (gracias al amigo Rubén Rombolá) exclusivamente para quedar comunicados quienes habíamos participado en las reuniones presenciales de RIO54. Como dato positivo hay que decir que estos nuevos sistemas digitales abren una posibilidad de comunicación que en adelante promete ser complementaria y enriquecedora de las reuniones presenciales.

Saludo vulcano, y mucha salud para todos y todas! 

domingo, 22 de marzo de 2020

¿VEMOS LA REALIDAD O LO QUE DESEAMOS VER? OVNIS Y PAREIDOLIAS EN EL CAFÉ UFOLÓGICO RIO54 DE MARZO




Estuvieron presentes en nuestra reunión del jueves 5 de marzo de 2020, María Ester Maskin, Alberto Portalet, Javier Stagnaro, Luis González, Carlos Vales, Sebastián Araya, Mariano Lioy, Karina López, Isidoro Markus, Hugo Sampayo, Jorge Moauro, Miguel Arjoma, Estela González, Lali Alvarez, Elizabeth Nardini,Carlos Spinelli, Daniel Postizzi, Patricia Pats,  Lucho Mendoza, Patricia Sibar, José Fandi, Osvaldo García, Alicia Hendlin, Claudia Barros, Carlos Calabrese, y disculpas si, seguramente, olvidamos mencionar a alguien.


En principio debemos decir, por primera vez en 10 años, que nos vemos precisados a suspender nuestras futuras reuniones por comprensibles razones de fuerza mayor, como lo es la pandemia de coronavirus que afecta al mundo entero, una circunstancia que nos ha tomado por sorpresa, que ha adquirido una dimensión de enorme dramatismo. Son esos momentos en que la realidad parece copiada de las más terroríficas novelas o películas de ficción que hayamos conocido. 

Cuando sea posible reanudar nuestros encuentros se avisará oportunamente a nuestros amigos y amigas desde el blog, desde el grupo de facebook y también por mail, una vez que en el país estén dadas las condiciones sanitarias para reiniciar las actividades sin riesgos.

De modo que en el mes de abril por primera vez en diez años se interrumpirá la continuidad de reuniones mensuales del Café Ufológico RIO54, una continuidad que permaneció inalterable desde su creación en el año 2010, cuando se realizó el primer encuentro, a iniciativa de Mario Lupo y Rubén Morales, por entonces en el querido y recordado Café de La Subasta.

Nuestra última reunión se realizó el jueves 5 de marzo de 2020, cuando todavía ni se imaginaba que días después íbamos a entrar en una cuarentena domiciliaria por primera vez en la historia. Pocos días antes de nuestra reunión, había cerrado definitivamente y de manera imprevista el restó Bellagamba de Avellaneda y Eleodoro Lobos, lo que nos motivó a buscar de urgencia un lugar de reunión alternativo.

Selfie de Rubén Morales junto al grupo.
Por única vez, el encuentro se realizó en el Bar Medina Bella del Barrio de Caballito, un lugar que no dispone de suficiente espacio para la cantidad de amigos y amigas que habitualmente frecuentan el Café Ufológico RIO54, lo que nos lleva a buscar un nuevo punto de reunión en la ciudad de Buenos Aires y en tal sentido escuchamos con gusto cualquier sugerencia de nuestros amigos y amigas.

Como dato positivo dentro de la situación que atravesamos, digamos que a nivel nacional se fortalece el auge de los cafés ufológicos, con el surgimiento de un nuevo Café Ufológico en Neuquén y otro en Pilar (Pcia. de Buenos Aires) que ya han lanzado sus primeras reuniones con muy buenos resultados, en tanto los cafés ufológicos ya establecidos continúan su tarea con toda la fuerza mes a mes, destacándose la tarea del Café Ufológico de Rosario, coordinado por Lorena Sciarratta y Florencia Sanchi, desde el cual, recientemente, se organizó un "Foro del Litoral" que contó con destacados expositores, una gran concurrencia de público y tuvo amplia cobertura en toda la prensa rosarina.

Alicia durante su presentación.
Volviendo a lo sucedido en el Café Ufológico RIO54 de marzo, la reunión fue coordinada por Rubén Morales ya que el Co-coordinador Mario Lupo estaba ausente por motivos laborales.

Se presentaron tres nuevos participantes, primeramente lo hizo Alicia Hendlin, explicando a los presentes que practica técnicas sanadoras de reiki, además de dedicarse al arte y la poesía. ¡Bienvenida Alicia!

Seguidamente tomaron la palabra Carlos y su esposa Claudia, quienes a principios de año habían estado también en el Café Ufológico Encuentros Cercanos de Capilla del Monte, que es coordinado por Claudia Banyik y Fernando Zecca.

Carlos y Claudia dijeron que hace años, en un viaje al exterior, entablaron amistad con un ingeniero nuclear canadiense que les dio un importante material sobre el caso Roswell. Se trataba de una carpeta con documentación que ellos luego entregaron al recordado ovnílogo Fabio Zerpa. 

Claudia contó que el 7 de enero de este año 2020 a las 23 hs., estando en el pueblo de Dolores (muy cerca de Capilla del Monte) vieron que en un cielo totalmente limpio se destacaba una sola nube con aspecto de plato invertido. Esa nube solitaria permaneció visible por una hora y media, tiempo suficiente para que el hijo del matrimonio pudiera obtener una secuencia de fotos con una cámara profesional. Al observar las fotos se advierte -en todas ellas-  una luz blanca, que va virando al rosa en las últimas tomas. Pasada más de una hora de observación, de la nube vieron salir una luz roja y verde que se perdió detrás de las montañas.

Aunque era su primera visita a RIO54, tanto Claudia como Carlos están vinculados al ambiente ufológico desde hace largos años, incluso participaron en los encuentros RIFO (Reunión de Investigadores del Fenómeno Ovni) que se realizaron hacia fines de la década de 1980 y principios de la de 1990 en el histórico Café Tortoni de Buenos Aires, reuniones coordinadas con excelencia por Jesús Roberto Róvere, en las cuales participaron los principales investigadores del tema ovni de aquella época.

Carlos Vales y Rubén Morales también recordaron su paso por esas reuniones de hace treinta años en las antiguas mesas de mármol del Tortoni. Esos encuentros RIFO, aunque tenían una dinámica grupal diferente, constituyeron un antecedente directo de los actuales cafés ufológicos.

Varios participantes de RIO54 expresaron su interés en concurrir al congreso ufológico a realizarse en Victoria, Entre Ríos, sugirieron organizarse para viajar en grupo y optimizar costos. Las últimas novedades indican que dicho congreso se postergaría para diciembre a causa de la pandemia de coronavirus.

Carlos Vales se refirió al "Foro del Litoral" de Rosario que contó como principales panelistas a Adriana Ferreira, Diego Viegas y Néstor Berlanda. El evento fue organizado para recaudar fondos destinados a la construcción de una nueva sala en el Museo Ovni de Victoria donde se va a exponer el archivo de Fabio Zerpa (fallecido el 7 de agosto de 2019), quien había donado su patrimonio ufológico a dicho museo. 

Luis González explica las fotografías que obtuvo.
Luego Luis González mencionó haber tomado fotos de paisajes o de interiores (algunas en Capilla del Monte) en cuyos detalles se distinguen imágenes ocultas que muestran rostros, seres sobrenaturales o animales. Algunas de ellas son sorprendentes -aseguró- en tanto otras podrían encuadrarse en los fenómenos conocidos como pareidolia.

Claudia había mencionado una "nube" similar a una "nave", más lo dicho por Luis sobre sus fotos, fueron datos detonantes para que el tema pareidolias quedara circulando en la conversación grupal, con lúcidos aportes de varios concurrentes, entre ellos Estela González y Javier Stagnaro.

Ejemplo de pareidolia. Las nubes pueden tomar formas de animales.
¿Que es una pareidolia? Se llama pareidolia a un fenómeno psicológico muy común, tanto es así que todos podemos citar ejemplos personales, tales como creer ver formas de animales en las nubes o creer ver un rostro en el estampado decorativo de una cortina. En muchos casos, el fenómeno además de psicológico es psicosocial, cuando involucra a un grupo que comparte una creencia. Por ejemplo, la imagen de la virgen que "aparece" en la corteza de un árbol, según la ven e interpretan los creyentes en la fe cristiana.

¿Por qué creemos ver lo que en realidad es otra cosa? Podría decirse que ante la percepción de una imagen poco definida, imprecisa, se activa un proceso mental proyectivo que busca darle significado en base a elementos guardados en nuestra memoria. La pareidolia es una interpretación espontánea y errónea construida en base a nuestra memoria y que acude al reclamo de nuestras expectativas. En otras palabras, nuestro psiquismo suele ser intolerante a las percepciones ambiguas, ante lo cual lanza una interpretación que le parece satisfactoria, para que finalmente "veamos lo que deseábamos ver".

Al respecto, Daniel Postizzi se permitió relatar una breve historia muy ejemplificadora de la definición anterior.

Elizabeth Nardini, Patricia Pats, Daniel Postizzi y Jorge Moauro.
Cierta tarde se encontraba jugando a la pelota con su nieto de 5 años. Al rato, Daniel le propuso descansar en el pasto y jugar otro juego, que consistía en ver las formas de las nubes que pasaban. Comenzaron el juego. Pronto vieron una nube con forma de perrito, otra que parecía un conejo, otra parecía un mate… En un momento Daniel le dijo al niño "Mirá, esa es un dinosaurio, parece un tiranosaurios rex…" 

El nieto le contestó "No, no puede ser, porque los dinosaurios ya no existen desde hace mucho tiempo".

Su nieto acababa de darle una lección sobre como funciona la percepción humana. El niño no se permitía ver dinosaurios en el cielo porque los tenía encasillados entre aquellas cosas que no existen.

Daniel reflexionó que al percibir algo indeterminado nosotros hacemos lo mismo, nuestro primer impulso es ver lo que queremos ver, en tanto lo que realmente es difícilmente pase por nuestra cabeza. Si llevamos el tema al campo de la ufología, de continuo a muchas fotos se les da interpretaciones extraordinarias, fotos que si se las analizara fríamente llegaríamos a conclusiones diametralmente distintas -concluyó.

En efecto, en las redes sociales abundan fotos en las cuales se ven, en algún lugar del cielo, pequeñas manchas de contornos poco definidos, que no fueron percibidas visualmente por el eventual fotógrafo, y es posible que se las presente y comparta como "foto ovni auténtica" a causa del fenómeno de la pareidolia.

Y estos fueron algunos de los temas abordados en el Café Ufológico RIO54 de marzo.

Como queda dicho al principio, se suspenden las reuniones hasta nuevo aviso, en tanto esperamos fervientemente que la epidemia del COVID-19 pueda ser controlada a tiempo en la Argentina, y deseamos de corazón que todos los amigos y amigas que han participado en las mesas del Café Ufológico RIO54 tengan plena salud, lo mismo que sus familias, en estos tiempos tan difíciles para la humanidad toda, y ya habrá buenos momentos para volver a reencontrarnos para seguir conversando sobre estos temas que tanto nos apasionan.

De modo que, hoy más que nunca, les enviamos un gran saludo vulcano, larga vida y prosperidad para todos y todas quienes son parte del Café Ufológico RIO54, saludo extensivo a todos los Cafés Ufológicos de Argentina y del mundo!

Hasta pronto y mucha salud!














martes, 3 de marzo de 2020

EL CAFÉ UFOLÓGICO RIO54 CAMBIA SU LUGAR DE REUNIÓN

IMPORTANTE, NOS MUDAMOS: El jueves 5 de marzo a las 19,30 el Café Ufológico RIO54 se realizará en el Bar Medina Bella, Avellaneda 502 esquina Acoyte, Caballito (a 2 cuadras del anterior punto de reunión).



Estuvieron presentes en nuestra reunión del jueves 6 de febrero de 2020, Mario Coen, María A. Rossi, Juan Failla, Luis Baynham, Luis González, Alejandro Merel, Mariano Lioy, Carlos Vales, Mabel Costea, Lali Alvarez, Javier Stagnaro, Sebastián Araya, José Fandi, Nilva Macedo, Lucho Mendoza, Karina López, Isidoro Markus, Carlos Spinelli, Angeles Castro, Elizabeth Nardini, Javier Stagnaro, Hugo Sampayo, Leonardo Montoya, Alberto Portalet, Pablo Saavedra, María Esther Maskin, Lucas Germán, Horacio Sorbaro, Enrique Chiotti, Orlando Burgos, y disculpas si, seguramente, olvidamos mencionar a alguien.


Aunque el 6 de febrero fue un día muy caluroso en Buenos Aires y la sensación térmica superaba los 42ºC, el esperado encuentro mensual del Café Ufológico RIO54 se concretó con una importante concurrencia de amigos y amigas dispuestos a conversar sobre los temas que nos apasionan.


Parte de la concurrencia de RIO54 en febrero.
En esta oportunidad Mario Lupo no estaba en la ciudad, de modo que la coordinación fue realizada por Rubén Morales, quien a su vez regresaba de su viaje por Capilla del Monte y Rosario, sobre lo cual habló brevemente. Entre otras cosas dijo que compartió charlas con diversos referentes de la ufología en ambas ciudades, en particular destacó los encuentros con los coordinadores del Café Ufológico de Capilla del Monte (Claudia Banyik y Fernando Zecca) y con las coordinadoras del Café Ufológico de Rosario (Lorena Sciarratta y Florencia Sanchi), encuentros que tuvieron como eje central estrechar vínculos entre cafés ufológicos de distintas ciudades.


Vales recibe un libro del CIFO para ser entregado a Rubén Romano.
También en Rosario, Morales se encontró con ex integrantes del Grupo CIFO, grupo que ya integra el patrimonio legendario de la ufología argentina y cuya original línea de pensamiento recientemente se ha condensado en un voluminoso libro "CIFO, el legado". En esa reunión realizada en el histórico Bar El Cairo de Rosario estuvieron los ex-CIFO Luis "Pepe" Pacheco, Néstor Berlanda (autor de "Detrás de la niebla"), Diego Viegas (autor de "Los espíritus del aire) y Fabián López (compilador de "CIFO-El legado"). 

Mencionó Morales que durante su estadía en Capilla del Monte realizó tres salidas de trekking a los senderos serranos situados detrás del Uritorco, esa zona que el Prof. Guillermo A. Terrera denominaba genéricamente como "El Valle de los Espíritus". Dos de esas largas caminatas tuvieron como destino al Dique Los Alazanes, un embalse escondido entre los cerros al que se accede luego de cuatro fatigosas horas de caminata, y también hizo un ascenso a la cumbre del Cerro Overo, lugar que pocos visitan y que posee un punto panorámico desde el cual se tiene una de las más bellas vistas de toda la zona. En este mismo blog hay un informe sobre éstas y otras actividades que realizó Morales en Capilla del Monte y Rosario.


Antonio durante su presentación, junto a Elizabeth Nardini.
Luego tomaron la palabra quienes llegaron por primera vez al Café Ufológico RIO54, en esta oportunidad fueron Ricardo, Antonio y Roberto.

El joven Ricardo dijo que había empezado a interesarse por estos temas y que venía simplemente a escuchar. Cumplió a rajatabla, fue de los primeros en venir y de los últimos en irse, tiempo en que prestó cuidadosa atención a cada comentario que circulaba en la mesa. 


Roberto expone su trayectoria. Frente a él, Ricardo en atenta escucha.
Roberto expresó con sencillez que interesa el tema ufológico desde un trasfondo religioso, en relación a los relatos sobre las manifestaciones de los dioses en los antiguos textos sagrados, y citó como ejemplos los carros de fuego que se le aparecieron al profeta Elías y las lenguas llameantes que guiaban al pueblo de Israel. Destacó el rol de programas como Alienígenas Ancestrales en difundir los vínculos entre mitologia y fenómenos extraterrestres. En otro orden, le atrae la lectura de libros sobre canalizaciones telepáticas que aluden a la intervención de extraterrestres en el origen de la humanidad, mencionó por caso la serie de seis volúmenes "El ser uno", escritos por una canalizadora italiana radicada en Perú.


Como siempre, la amistad compartida en las mesas de RIO54.
Por su parte Antonio se presentó diciendo que le interesa el tema desde que tenía 10 años. A partir de entonces siguió las publicaciones de Fabio Zerpa, Pedro Romaniuk y participó en meditaciones de contacto con Dante Franch, logró diversas experiencias observacionales en las cercanías del cerro Uritorco (Capilla del Monte, Pcia. de Córdoba). Remarcó la importancia de una alimentacion vegetariana para acceder a estos estados de conciencia. 

Mariano Lioy se refirió a las últimas apariciones sobre la Argentina del "tren de satélites" Starlink desarroollado por Elon Musk, que por su fácil visibilidad ha causado  repercusiones en todo el país, incluso su paso fue transmitido en directo por el informativo de TN Noticias.

Luego Carlos Vales anunció que el 15, 16 y 17 de mayo se realizará un congreso sobre ovnis en Victoria (Pcia. de Entre Ríos) con invitados internacionales como el youtuber Yohanan Díaz. La agenda del evento incluirá los "UFO Crash" y también se presentará la desclasificación de nuevos documentos oficiales argentinos. También anunció una jornada sobre práctica de investigación de campo y análisis de fotografías que se realizó con éxito pocos días después de nuestro Café Ufológico en las playas del Río de la Plata (Vicente López), interesante actividad que fue conducida por Andrea Pérez Simondini, Guillermo Victory y el propio Carlos Vales.

No podía estar ausente en la conversación un tema de candente actualidad como el peligro del coronavirus y Enrique Chiotti abonó la hipótesis de que se trataría de un virus creado en un laboratorio que luego fue usado para orquestar un ataque bacteriológico a China con el fin de debilitarla como potencia mundial. Anunció que daría más detalles, nombres, fechas y otros datos concretos en el programa Aurora Radio que se emite por Radio Décadas AM 1090.


José Fandi y la propuesta de diseñar una
nave interestelar a fabricarse en 50 años.
Finalmente, José Fandi, presidente de la Asociación Argentina de Inventores, reflexionó que analizar y conocer el universo es una tarea que demandaría muchas vidas, pero cabe hacer el ejercicio de disciplinar nuestra inteligencia para elaborar unas conjeturas.
"¿Podríamos viajar, al menos, hasta la estrella más cercana? La actual tecnología terrestre no muestra indicios de que se pueda alcanzar la velocidad de la luz. El desafío es imaginar cómo serían las máquinas que nos permitan llegar a la próxima estrella, y -fundamentalmente- que sean capaces de hacerlo dentro del periodo de vida que tiene un ser humano. Podríamos diseñar (por ejemplo) una hoja de ruta que pase por los astros que sirvan para aprovisionarse de aire y agua durante el trayecto" -dijo Fandi, y continuó: 

"Considero que podemos imaginar esos aparatos de alcance interestelar, planificar esa tecnología para que sea puesta en marcha dentro de los próximos 50 años. Propongo que cada uno de los que participamos aquí aporte sus conocimientos para llegar, aunque sea conceptualmente, a coincidir en un ejercicio técnico-intelectual que nos permita establecer -en principio- los requisitos mínimos que deberían cumplir esas naves." 


La reunión posterior en el bar Medina Bella.
Es notable y merece destacarse que Fandi, a sus 93 años, exponga sus ideas con ese impulso, con ese énfasis, con esa energía que apuesta a planificar lo que sucederá en el próximo medio siglo.

Esta vez el Café Ufológico RIO54 llegó a su fin antes de lo habitual por el horario de verano del local, pero un interesante grupo de concurrentes se trasladó al cercano bar Medina Bella en la Av. Acoyte para continuar una animada conversación durante varias horas más.  

La próxima reunión del Café Ufológico RIO54 será el jueves 5 de marzo de 2020, a las 19,30 en el Bar Medina Bella, Avellaneda 502 esquina Acoyte, barrio de Caballito.


El grupo en Medina Bella, Juan Failla en primer plano

Para participar del Café Ufológico RIO54 solo se abona la consumición como en cualquier local gastronómico y es necesaria una consumición por persona, también como en cualquier restó. 

Las reuniones no se filman ni se graban y si alguien lo hiciera es bajo su absoluta responsabilidad, eso sí, tomamos unas fotos para ilustrar breves resúmenes como éste.

martes, 4 de febrero de 2020

PRIMERA REUNIÓN DEL 2020 DEL CAFÉ UFOLÓGICO RIO54, UNA AMENA CHARLA ENTRE PROYECTOS Y AMISTAD





Estuvieron presentes en nuestra reunión del jueves 2 de enero de 2020, Mario Coen, María A. Rossi, Luis Baynham, Estela González, Steven Ayres, Luis González, Alejandro Merel, Mariano Lioy, Carlos Vales, Mabel Costea, Lali Alvarez, Javier Stagnaro, Sebastián Araya, José Fandi, Nilva Macedo, Luciano Gagliano, Raquel Vannini y Mario Lupo. Disculpas si, seguramente, olvidamos mencionar a alguien.

En pleno período de vacaciones estivales, una muy agradable reunión tuvo lugar en el Café Ufológico RIO54 realizado el 2 de enero, apenas iniciado el año 2020, dando continuidad al ya tradicional ciclo de encuentros que se vienen realizando mensualmente, sin pausa, desde el año 2010.

En esta ocasión la coordinación fue íntegramente realizada por Mario Lupo, ya que el Co-coordinador Rubén Morales se encontraba en la ciudad de Capilla del Monte, un lugar emblemático para los apasionados por los ovnis y temas conexos. En este mismo blog puede encontrarse un resumen de las actividades desarrolladas por Morales en esa bella villa serrana situada al pie del Cerro Uritorco. Seguramente, también, en nuestra próxima reunión nos brindará detalles concretos sobre sus travesías por los cerros y los contactos que realizó con diversas personalidades del ambiente ufológico capillense.

Los encuentros del Café Ufológico RIO54 siempre son propicios para la charla distendida y fraternal en un clima de amistad.

Pero volvamos a lo que sucedió en RIO54 de enero. En el primer Café Ufológico del año se presentó Raquel Vannini, practicante de yoga e interesada sobre todo en un enfoque del tema ovni basado en la espiritualidad. Indicó que le parece excelente que existan reuniones como éstas, donde se pueden abordar asuntos tan interesantes en un clima de seriedad y trato respetuoso.

En primer plano, Steven Ayres de Carolina del Norte, EE.UU.
Luego Steven Ayres, ciudadano estadounidense y esposo de Estela González que ha venido varias veces al Café Ufológico RIO54 nos refirió una observación personal realizada en Carolina del Norte de un objeto oscuro que sobrevoló una cancha de béisbol antes de perderse tras un monte de árboles.

Durante su interesante relato colaboraron en la traducción Luis A. Baynham y Sebastián Araya.

Habla Carlos Vales, estudioso de Gral Rodríguez, Pcia. de Bs. As.
A continuación Javier Stagnaro y Carlos Vales mencionaron aspectos poco conocidos del affaire del "Planeta UMMO", el caso de unos presuntos extraterrestres que tendrían su base en las laderas de los alpes franceses y que se comunicaban con determinados ufólogos y aficionados enviándoles cartas sin remitente por correo postal, en los tiempos en que internet no existía, estamos hablando de las décadas de los '60 y los '70.

Se trató de unos sucesos que tuvieron a España como epicentro, pero pronto las cartas se expandieron a diversos países del mundo con todo tipo de mensajes, algunos con contenidos de gran interés. Luego vendrían las dudas y el descrédito de ciertos protagonistas del affaire, pero nada quita que la cuestión UMMO tuvo una enorme repercusión a escala mundial.

Estela González expone en la reunión de enero.
Hacia el final, la reunión derivó hacia un tema siempre recurrente que tiene múltiples derivaciones: La presencia de extraterrestres en la antigüedad y la posibilidad de que hayan intervenido de manera directa en el desarrollo del ser humano a lo largo de la historia, sobre lo cual solo cabe indagar en base a los vestigios dejados por las antiguas civilizaciones. Se trata de una hipótesis fascinante por su amplitud y consecuencias. Stagnaro brindó referencias bibliográficas para profundizar en sus diversos aspectos.

Luis A. Baynham y a sus espaldas José Fandi.
Y así se fue desarrollando este ameno encuentro en una cálida noche de enero, donde también se habló del año nuevo que se inicia y de concretar nuevos proyectos en los que los cafés ufológicos tendrán mucho que ver.

La próxima reunión del Café Ufológico RIO54 será el jueves 6 de febrero de 2020, como siempre a las 18,30.

Mario Lupo y Rubén Morales los convocamos a encontrarnos en el Restó Autoservicio Bellagamba, de Avellaneda y Eleodoro Lobos, barrio de Caballito.

Recordamos que Bellagamba es un local autoservicio, se retira la comida y bebida personalmente, se pasa por la caja para abonar y luego se va a la mesa con la bandeja. 

Para participar del Café Ufológico RIO54 solo se abona la consumición como en cualquier local gastronómico y es necesaria una consumición por persona, también como en cualquier restó. 

Las reuniones no se filman ni se graban y si alguien lo hiciera es bajo su absoluta responsabilidad, eso sí, tomamos unas fotos para ilustrar breves resúmenes como éste.

domingo, 2 de febrero de 2020

POSITIVOS Y ENRIQUECEDORES ENCUENTROS CON UFÓLOGOS EN CAPILLA DEL MONTE Y ROSARIO

El co-coordinador del Café Ufológico RIO54 Rubén Morales viajó a Capilla del Monte, ciudad enclavada en las faldas del mítico Cerro Uritorco que en las últimas tres décadas se ha convertido en un punto de encuentro ineludible para todos los entusiastas de la ufología y otras disciplinas vinculadas a los misterios cósmicos y la espiritualidad. Aquí se resumen las actividades realizadas en Capilla del Monte, el "santuario extraterrestre" de la República Argentina.

Dos travesías al Dique Los Alazanes


En Los Alazanes, un dique escondido entre los cerros al que solo se llega a pie o a caballo
Además de recorrer varios circuitos tradicionales del paisaje serrano, Morales realizó tres travesías de trekking, dos de ellas hasta el Dique Los Alazanes, un embalse escondido entre los cerros. Hay que aclarar que no existe ruta de acceso para vehículos y se llega luego de 4 horas de caminata por intrincados senderos, en un sinuoso recorrido que incluye cruzar 11 veces el río Los Alazanes, uno de los dos afluentes del conocido Río Calabalumba que atraviesa la ciudad de Capilla del Monte.

Con Damián Morales Defelippe en Alazanes.
Pero no solo se trata de turismo aventura, a través del tiempo, el dique ha sido escenario de fantásticas historias. Se dice que cierta noche, en la década de 1980, había ido a Los Alazanes un grupo de bomberos que eran amigos entre sí, con la idea de comer un asado en camaradería.

En el trayecto percibieron que la carne que llevaban despedía un olor desagradable, tan hediondo era ese olor que cuando llegaron al dique decidieron suspender el asado y arrojar la carne al agua.

La noche era tranquila, reinaba la oscuridad, el dique no tiene sistema de alumbrado.

Poco después, en el oscuro lugar del lago donde habían tirado la carne comenzó a generarse una especie de burbujeo que fue rápidamente creciendo en intensidad.

El agua agitada se elevaba en remolinos sobre la superficie cada vez con más fuerza, hasta que ese torbellino líquido terminó lanzando chorros y algas sobre los sorprendidos observadores.

Con Flavio Olmedo y Chicho López Mendoza en Los Alazanes.
En ese instante los bomberos pasaron de la perplejidad al terror y huyeron del lugar, sin ánimos de quedarse a indagar la causa del extraño remolino acuático.

Esta historia, verdadera o imaginaria, era relatada una y otra vez por los bomberos de Capilla del Monte que se ofrecían como guías a los turistas, en aquellos lejanos años.

Ascenso a la cumbre del Cerro Overo


Trekking por los senderos serranos.
Rubén Morales también realizó un ascenso a la cumbre del Cerro Overo (1.800 msnm), lugar donde el 22 de enero de 1988 se habría visto el sobrevuelo de una "luz roja con luces que giraban como un carrousel" según el testimonio del recordado Jorge Suárez, quien por entonces se había convertido en un gran difusor de los enigmas capillenses luego de producirse la "mancha" del Cerro Pajarillo en 1986.

En febrero de 1988 Rubén Morales había ascendido por primera vez al Cerro Overo, justamente para realizar un relevamiento del área quemada que se había producido el mes anterior durante el episodio narrado por Suárez. Según otras versiones, habría sido un incendio intencional realizado para incentivar el turismo, que buscaba producir un círculo similar al descubierto en El Pajarillo dos años antes, pero el fuego quedó fuera de control y terminó abarcando una zona amplia e irregular en las laderas del Cerro Overo.

Un especial agradecimiento a Ezequiel Cattaneo (y familia) y a Chicho López Mendoza (gran conocedor de los senderos serranos), gracias a quienes fue un verdadero placer realizar estas incursiones en la naturaleza pura que rodea a Capilla del Monte.
Saludo vulcano desde la cumbre del Overo. Atrás, a la izquierda se ve el embalse de Los Alazanes.

"Encuentros cercanos" con la ufología capillense


El co-coordinador de RIO54 aprovechó esta nueva estadía en Capilla del Monte para reunirse y compartir interesantes charlas con conocidos referentes vinculados de una u otra manera al ambiente ufológico (algunos locales y otros de visita), entre los que podemos mencionar a Débora Goldstern y Fernando Maidana, Mario Maldonado y Daniela Ciancia, Roberto Villamil, Ariel Pro, Mónica Dellacroce, Fernando Soto Roland y Verónica Martín, Juan Domingo Acosta, Mariela De Tomaso y Miguel Angel Gómez Pombo, Sebastiano De Filippi y María Eugenia Liva, Ariel Maderna, Mario Aprile, Flavio Vega y Adriana González.

Afiche del Café Ufológico
Encuentros Cercanos
Además Morales fue entrevistado por Fernando Zecca y su hija Teresita en el programa radial "Punto de no retorno", donde en primer lugar se refirió al contenido de su libro "Los ovnis de la Antártida" y después habló sobre el nacimiento y desarrollo de los cafés ufológicos en la Argentina y en el mundo.

En la reunión del Café Ufológico que coordinan Fernando y Claudia.
Precisamente, en ocasión de ese programa Morales fue invitado al Café Ufológico Encuentros Cercanos, que coordina excelentemente Fernando Zecca junto a su esposa Claudia Banyik  en el popular restaurant Samadhi de la Calle Techada. Esa amena reunión sirvió para estrechar lazos de amistad entre los cafés ufológicos de Buenos Aires y de Capilla del Monte. El Café Ufológico Encuentros Cercanos está creciendo en cada reunión mensual con gran éxito y promueve una amplia convocatoria de residentes y turistas que concurren ansiosos por relatar sus experiencias personales en el tema ovni.

En esta visita a Capilla, es imprescindible hacer mención especial a Claudio Chena y su esposa Andrea Paulazzo, productores de las ricas mermeladas artesanales "Los Abuelos". Con ellos se compartió la cena de fin de año, se realizó una hermosa salida al Río Quilpo en San Marcos Sierras, y se saboreó un espectacular asado en las "Cabañas Nueva Esperanza" que administran Claudio y Andrea. Las cabañas están ubicadas en Villa Cielo, uno de los lugares más altos de Capilla del Monte desde donde se tiene una excepcional vista nocturna hacia los cerros y el firmamento. Por supuesto, hubo observación de estrellas, planetas, satélites artificiales y aerolitos. ¡Gracias por todo Andrea y Claudio!




Encuentros ufológicos en Rosario


Mesa redonda en el Bar El Cairo. De izq. a der.: Diego Viegas, Rubén Morales, Gilda Defelippe,
Néstor Berlanda, Luis "Pepe" Pacheco y Fabián López.
Al regresar a Buenos Aires, Morales hizo escala en Rosario, ciudad que siempre se destacó por albergar una intensa actividad ufológica dotada de características y personalidad propias que le han dado una fuerte influencia a nivel nacional.

Allí, en el histórico Bar El Cairo, el refugio de intelectuales y artistas que frecuentaban  Alberto Olmedo y Roberto Fontanarrosa, se produjo el esperado encuentro fraterno con ufólogos rosarinos que integraron  el emblemático Grupo CIFO en la década de 1990: Diego Viegas, Néstor Berlanda, Luis "Pepe" Pacheco y Fabián López. Se compartieron anécdotas, se intercambiaron libros y se habló de proyectos. Una reunión que, como muy bien dijo Pepe Pacheco, revaloriza la "ufología emocional" que significa renovar la amistad entre quienes desempeñaron trayectorias compartidas a través del tiempo.


Junto a la escultura en homenaje al inolvidable Negro Fontanarrosa, de izq. a der.:  Luis "Pepe"
Pacheco, Diego Viegas, Rubén Morales, Gilda Defelippe, Fabián López y Néstor Berlanda, exhibiendo
 los libros "CIFO, el legado" (varios autores), "Detrás de la niebla (Néstor Berlanda) y
"Los ovnis de la Antártida" (Rubén Morales).
Finalmente en Rosario, las coordinadoras del Café Ufológico de Rosario Lorena Gisela Sciarratta y Florencia Sanchi participaron de un amigable desayuno de trabajo con Rubén Morales, para intercambiar experiencias relativas a la coordinación de los cafés y programar una agenda de actividades conjuntas entre Rosario y Buenos Aires.

Recordemos que, desde su misma creación, el café ufológico coordinado con calidez y eficiencia por Florencia y Lorena ha recibido una numerosa presencia de público, así como ha contado con la participación de relevantes figuras de la ufología nacional.

 Las coordinadoras del Café Ufológico de Rosario Florencia Sanchi
y Lorena Sciarratta junto a Rubén Morales.
A modo de apretada síntesis, esta ha sido la reseña de principales actividades desarrolladas por el Co-Coordinador del café Ufológico RIO54 en Capilla del Monte y Rosario, un recorrido que abre puertas para que nuevas iniciativas puedan desarrollarse a partir de los lazos fraternales entre coordinadores y miembros de los diversos Cafés Ufológicos. 

Cabe reiterar lo dicho por Pepe Pacheco, lo mejor que nos queda de todas estas reuniones es esa "ufología emocional" que, más allá de las distancias que nos separan, nos une en la amistad!






















viernes, 20 de diciembre de 2019

EL CAFÉ UFOLÓGICO RIO54 DESPIDIÓ EL AÑO CON UNA APASIONANTE Y AMIGABLE REUNIÓN


Gran reunión de fin de año del Café Ufológico RIO54. Foto en momentos que hablaba el Dr. Manuel Rodríguez.
Estuvieron presentes en nuestra reunión del jueves 5 de diciembre de 2019, Orlando Burgos, María A. Rossi, Carlos Spinelli, Luis Baynham,Horacio Sorbaro, Lucas Germán, Carlos Vales, Daniel Postizzi, Isidoro Markus, Mabel Costea,Karina López, Edgardo Stekar, Patricia Sibar, Osvaldo García, Sebastián Araya, Mariano Lioy, Elizabeth Nardini, Lucas Nardini, Mario Coen, Alejandro De La Barra, Rubén Romano, Joaquín Lopumo, Luis Mendoza, José Fandi, Manuel Rodríguez, Hugo A. Sampayo, Leonardo Montoya, Alberto Portalet, con la coordinación de Rubén Morales y Mario Lupo, como es habitual en estas reuniones. ¡Disculpas si olvidamos a alguien!

El último Café Ufológico RIO54 de 2019 cerró el año con un encuentro enriquecedor, dónde circularon informaciones y novedades de gran interés para quienes nos apasionamos por la ufología y temas conexos.
Como siempre, abrieron la reunión, dando la bienvenida a los presentes, los coordinadores Mario Lupo y Rubén Morales. Este último especialmente recordó que para RIO54 terminar un año más significa también continuar con este ciclo de reuniones mensuales que se iniciaron en el 2010 y prosiguieron de manera constante, todos los meses, sin pausa, hasta la actualidad. "En un país donde todo se interrumpe, haber logrado mantener este espacio de manera constante durante toda una década nos llena de la mayor satisfacción" -remarcó Morales y agregó con sencillez que "estas no pretenden ser reuniones de 'expertos', de 'grandes investigadores', de 'especialistas', simplemente somos personas con inquietudes que compartimos experiencias, ideas y conocimientos en un clima de igualdad, de inclusión, a diferencia de lo que se hacía en otros tiempos en muchos ámbitos de la ufología".

Los coordinadores también mencionaron las insospechadas derivaciones que tuvo la creación del Café Ufológico RIO54, que dio lugar al surgimiento de diversos cafés ufológicos en el país y en el mundo, cada uno con su propia modalidad, con su propia impronta, pero coincidentes en ser reuniones libres, en lugares públicos, constituir espacios pensados para compartir la charla personal sobre los temas que nos reúnen alrededor de una mesa de café. Y felicitaron a quienes lanzaron encuentros similares de reciente creación en Rosario, Capilla del Monte, La Falda, El Volcán y el Café Ufológico Obelisco en Buenos Aires. Por fin, agradecieron a quienes apoyan estas actividades con mensajes desde otras latitudes, como Jacky Kozan, Serge Tinland y Gérard Lebat desde Francia y Jan Harzan desde el MUFON en EE.UU.

A continuación se realizaron las presentaciones de quienes llegaron por primera vez a nuestra mesa. El Dr. Manuel Rodríguez agradeció a Elizabeth Nardini por haberlo invitado a RIO54 y a continuación nos habló sobre su reciente libro "Marambio, viaje al límite de la conciencia. Crónica de un viaje espiritual y físico a nuestra Base Marambio" (Ed. Grupo Argentinidad, 2019), libro que fue declarado de interés cultural por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires en un acto realizado el 12 de diciembre, que contó con la presencia del Dr. Juan Carlos Luján quien fue uno de los fundadores de la base antártica Marambio además de ser creador y Presidente de la Fundación Marambio. Varios integrantes de RIO54 también se hicieron presentes en este emotivo acto.

Mencionó Manuel Rodríguez que su libro aborda el tema antártico desde una perspectiva diferente, centrado en un enfoque emocional y poético que también destaca el trabajo antártico que se realiza con temperaturas por debajo de -30ºC. El frío es tan extremo, explicó, que el dentista de la base muchas veces debe atender arreglos dentales que se aflojan, dientes que se quiebran o casos de bruxismo. 

Manuel tuvo oportunidad de conocer la Base Marambio y su libro expone los sentimientos que le produjo esa singular experiencia de estar allí, con esos hombres que pasan un año en esas condiciones defendiendo la soberanía.

Importante acto de presentación del libro de Rodríguez en la Legislatura.
Rubén Morales, Manuel Rodríguez y Karina López en la Legislatura.
Aunque aprovechó las oportunidades meteorológicas para mirar el cielo, no vio ovnis en la Antártida, pero sí los había visto en 1967 en plena ciudad de Buenos Aires: La hermana de Manuel vivía con su esposo en pleno barrio de Palermo, y ambos decían que desde el departamento se veían ovnis… ¡Era difícil creerles! Así que una tarde, Manuel fue con su padre y su madre a comprobarlo, se instalaron en el balcón y a eso de las 19 vieron pasar entre los edificios tres luces ovaladas de color blanco, que despedían un brillo metálico al reflejo del sol. Uno de los objetos realizaba un movimiento oscilatorio, como si rotara sobre sí mismo mientras se desplazaba. Esa visión fue tan impactante que luego le produjo sueños recurrentes.

Otra original experiencia le sucedió en fecha más reciente. Con su esposa y un grupo de amigos acampaban en el Faro Querandí, cerca de Villa Gesell, era una madrugada del mes de julio, serían las 3AM, les llamó la atención distinguir en la playa un grupo de luces, parecía un "carrito de la costanera" bien iluminado por una guirnalda de focos amarillentos, como si tuviera bombitas de 40W. Tenía todo el aspecto de ser uno de esos puestos ambulantes de venta de comida rápida en las playas, salvo que a esa hora en pleno invierno no había un alma en esa playa. No se explicaba cómo estaba tan bien iluminado el "puesto" si tampoco había energía eléctrica allí… 

Al año siguiente, en agosto, las mismas personas volvieron al lugar y se repitió la escena, pero esta vez una de las "bombitas" se desprendió del grupo, al principio se la veía como la luz de un auto que avanzaba por la playa, hasta que se acercó a los testigos con una actitud que parecía intencional, provocadora. Al tenerla cerca vieron que no había objeto que sostuviera esa luz sino que se movía por sí misma, los observadores se sintieron sorprendidos y tomaron distancia para ocultarse hasta que el fenómeno dejó de verse.

Luego habló Hugo Sampayo, gran interesado en la ufología y la astronáutica, quien desde Nueva Pompeya (un tradicional barrio de la ciudad de Buenos Aires) vio hace muy poco pasar muy rápido un platillo de color gris que giraba sobre sí mismo. Otra noche observó el fugaz tránsito de una esfera plateada "a una velocidad increíble". 

Joaquín Lopumo, de Bragado, toma la palabra.
Leonardo Montoya, de Caballito, expresó su interés en leer, estudiar y practicar fotografía astronómica. Por su parte, Luis Mendoza se aficiona a estos temas desde la infancia. Contó que, a fines de los 80, cuando tenia 9 años y vivía con sus padres en el Barrio de Boedo (Ciudad de Buenos Aires) estaba de visita en el departamento un muchacho amigo de la familia, muy locuaz y simpático que solía hacer prácticas de espiritismo. Era de noche, estaban todos en el balcón, y el visitante señaló un punto luminoso en el cielo mientras preguntaba: "¿que piensan que es eso?". Todos coincidieron en que era una estrella. Entonces les pidió silencio, se quedó mirando la estrella y a los dos minutos de allí se abre un haz de luz amarillo potente con un temblequeo, el fenómeno se empieza a mover y se acerca, pasa sobre el edificio y se pierde a la distancia. Luego el visitante les dijo sonriente ¿vieron que no era una estrella?. Dejó sembrada la incógnita y nunca explicó lo que todos habían visto.

Terminada la rueda de presentaciones, tomaron la palabra los habitués del Café Ufológico RIO54. Mariano Lioy, de Caballito, expresó que es seguidor del programa "Su atención por favor" en Radio Metro, donde curiosamente tienen una sección denominada "Turismo Ovni".

Rubén Morales con un original obsequio de Mariano Lioy.
Dijo que la NASA premió un proyecto de un arquitecto portorriqueño para transportar a Marte una impresora 3D que puede construir una vivienda en tres niveles para ser habitada luego por humanos. Añadió que en la Base Aeronaval de Punta Indio (Provincia de Buenos Aires) en la década de 1970 se detectaron extraños ecos en el radar y un avión caza persiguió a un objeto ovalado.

Joaquín Lopumo en noviembre vio pasar una hilera de 20 o 30 luces, desde Bragado (Pcia. de Bs.As.). Por la descripción, se trata de los satélites Starlink lanzados por SpaceX, la empresa del multimillonario Elon Musk, que han sido confundidos con ovnis en distintos países, como muy bien explicó Carlos Vales en nuestra reunión. Carlos Vales y Rubén Romano añadieron que están recopilando otros incidentes similares, a los cuales el recordado investigador Guillermo Roncoroni (fallecido el 18 de marzo de 1999) había denominado "avistamientos masivos", como los del 14 de junio de 1980 y del 17 de septiembre de 1985.

Expone Carlos Vales. Observan Mario Lupo, Rubén Romano y Orlando Burgos.
El presidente de la Asociación Argentina de Inventores, José Fandi (93), con 104 patentes registradas a su nombre, se preguntó si conocemos al universo lo suficiente para proyectar máquinas que lo recorran en busca de planetas habitados, y -a la inversa- qué tecnología usarían los visitantes de otros planetas para llegar hasta nosotros. Habló de los límites que impone la velocidad de la luz, de considerar qué materiales deberíamos usar para construir una nave semejante, proyecto que involucraría empresas y gobiernos dispuestos a apoyar un programa espacial para mínimamente llegar a un día luz de distancia. Aunque existan enormes dificultades tecnológicas, "podríamos lograrlo poniendo en juego nuestra creatividad e imaginación, todos somos potenciales investigadores por tener espíritu curioso" - sentenció Fandi.

Siempre alguien trae algún raro equipo electrónico para mostrar.
En breve síntesis, esos fueron algunos -solo algunos- de los interesantes asuntos abordados en la última reunión de 2019. Mario Lupo y Rubén Morales los convocamos a nuestro próximo encuentro que será el jueves 2 de enero a las 18,30 en el Restó Autoservicio Bellagamba, de Avellaneda y Eleodoro Lobos, barrio de Caballito (TENER EN CUENTA ESTA VEZ QUE ES EL DÍA SIGUIENTE AL FERIADO POR EL PRIMER DÍA DEL AÑO). Recordamos que Bellagamba es un local autoservicio, se retira la comida y bebida personalmente, se pasa por la caja para abonar y luego se va a la mesa con la bandeja. 

Para participar del Café Ufológico RIO54 solo se abona la consumición como en cualquier local gastronómico y es necesaria una consumición por persona, también como en cualquier restó. 

Las reuniones no se filman ni se graban y si alguien lo hiciera es bajo su absoluta responsabilidad, eso sí, tomamos unas fotos para ilustrar breves resúmenes como éste.

¡Muy Felices Fiestas amigos y amigas de RIO54 y por un 2020 feliz, en salud y con muchas realizaciones personales! ¡Hasta el jueves 2 de enero!