martes, 19 de marzo de 2019

LAS INTRIGANTES LÁMINAS METÁLICAS CON JEROGLÍFICOS DEL ECUADOR Y OTROS MISTERIOS EN EL CAFÉ UFOLÓGICO RIO54 DE MARZO

MUY IMPORTANTE: EL RESTÓ DONDE NOS REUNÍAMOS ÚLTIMAMENTE SE ENCUENTRA CERRADO, POR LO CUAL LA PRÓXIMA REUNIÓN SE REALIZARÁ EL JUEVES 4 DE ABRIL A LAS 18,30 EN EL BAR MEDINA BELLA, SECTOR RESERVADO, AVELLANEDA 502 ESQUINA ACOYTE, CABALLITO, CABA. COMO SIEMPRE, SOLO SE ABONA LA CONSUMICIÓN Y ES NECESARIA UNA CONSUMICIÓN POR PERSONA, COMO EN CUALQUIER BAR,  GRACIAS.


Estuvieron presentes en nuestra reunión del jueves 7 de marzo de 2019, Alcides González, Patricia López, María A. Rossi, Luis González, Norberto Iriarte, Aldo Puccio, José Fandi, Isidoro Markus, Adriana Urrutia y su pequeña hija Nandini, Miguel Arjona, Diego Cantiano, Sebastián Araya, Nilva Macedo, Karina López, Alberto Portalet, Javier Stagnaro,  Daniel Postizzi,  Mabel Costea, Diego Golía, Carlos Vales, Lali Alvarez, Alejandro Merel, Elías Pessaj, Cristian Vera, Orlando Burgos, con la coordinación de Mario Lupo y Rubén Morales. ¡Disculpas si olvidamos a alguien!


Mario Lupo habla al inicio de la reunión.
Una reunión muy interesante tuvimos en el Café Ufólogico RIO54 del pasado jueves 7 de marzo. Poco antes de iniciarse el encuentro se desató en la ciudad una formidable tormenta con lluvia torrencial, ráfagas de viento, rayos y truenos, por lo cual varios que pensaban asistir decidieron a último momento quedarse en sus casas. Y una característica del café ufológico es su modalidad presencial, no se transmite por internet ni se realizan videos, así como la agenda de cada reunión es la que plantean los propios asistentes. Tampoco hay compromiso en la asistencia, viene quien quiere y puede, algunos dejan de venir por motivos personales o laborales hasta que en determinado momento retoman las reuniones, y por supuesto ¡son siempre bienvenidos!. 

En esta ocasión es de destacar el regreso de varios participantes que hacía mucho no venían, por ejemplo la amiga ecuatoriana Adriana Urrutia que llegó en plena tormenta junto a su pequeña y simpática hija Nandini. Cabe recordar que Adriana había sido una asidua concurrente del Café Ufólogico RIO54 en el año 2016 hasta que regresó a su país natal, pero luego de ver cómo se organizaba el Café Ufológico de Buenos Aires creó en Ecuador el Café Ufológico de Quito, una feliz iniciativa que fue coronada por el mayor éxito, con la participación de destacados ufólogos locales y extranjeros, tales como Jaime Rodríguez y el amigo Luis Reinoso, luego lamentablemente fallecido. Estos cafés ufológicos  coordinados por Adriana en Quito llegaron a convocar hasta cuatrocientas personas y uno de los mayores inconvenientes fue conseguir locales que tuvieran capacidad para recibir a tantos interesados, entre los cuales hubo no pocos militares, por ejemplo unos pilotos de la Fuerza Aérea Boliviana que relataron experiencias estremecedoras, como la observación de un gran fenómeno luminoso flotando cerca del suelo, pero al mirar con equipos de visión nocturna se distinguían perfectamente siluetas humanas que se movían dentro de la luz.

Expone Adriana Urrutia, Coordinadora del Café Ufológico de Quito, Ecuador.
Y ya que Adriana estaba en nuestro Café Ufológico RIO54, recién llegada desde Ecuador, fue inevitable preguntarle por uno de los lugares más enigmáticos de ese país que es la famosa Cueva de los Tayos. Adriana dijo que, en tiempos recientes se ha incrementado la explotación turística de esa cueva, sobre todo por contingentes del llamado "turismo místico", y hasta existen grupos que llegan a ofrecer el "combo" de visitas a la cueva con ingesta de ayahuasca.

Mario Lupo y Adriana Urrutia
Se refirió luego a la obra del padre Carlos Crespi Croci, sacerdote salesiano, discípulo de Don Bosco, nacido en Italia, quien a partir de 1923 comenzó una intensa misión pastoral y comunitaria orientada a mejorar la educación, la salud y la calidad de vida de los indígenas más relegados del Ecuador, lo que lo llevó a internarse valientemente en lo más recóndito de la selva amazónica, donde estableció una amigable comunicación con la etnia de los Shuaras, los custodios de la selva, de quienes aprendió su idioma. Aclaremos que los shuaras son conocidos vulgarmente como los "Jíbaros", los temibles "reducidores de cabezas". Durante esos viajes a lo más profundo de la jungla, en 1926 Crespi fue el primer hombre blanco en ver la entrada de la Cueva de Los Tayos. 
Los shuaras, en agradecimiento al misionero por el empeño que ponía en ayudarlos, comenzaron a obsequiarle objetos arqueológicos que no eran de esa cueva -como muy bien explicó y remarcó en nuestro Café Ufológico el amigo Javier Stagnaro- sino que habían sido extraídos de unos templos piramidales que están ocultos bajo la selva, cuya ubicación -aún hoy en día- los nativos mantienen en el mayor secreto. Ante el interés del salesiano por esos objetos se estableció un intercambio: los aborígenes le llevaban reliquias y el padre les daba algún dinero u otros elementos, incluso a veces le llevaban burdas imitaciones que Crespi reconocía en el acto, pero igualmente las compraba en un gesto de bondad, reconociendo las enormes necesidades de quienes iban a verlo.
Así reunió una importante colección conocida como el "Museo Crespi" en la ciudad de Cuenca, que se hizo famoso al ser mencionado en los libros de Erich Von Däniken. Entre las principales piezas se destacaban unas láminas de gran tamaño con intrigantes grabados e inscripciones jeroglíficas sin descifrar. Estaban confeccionadas en diversos metales, algunas eran de oro puro. 

El padre Carlos Crespi falleció a los 91 años (o 93 según otras versiones) el 30 de abril de 1982. Unas 6.500 piezas de su colección fueron vendidas por los salesianos al Banco Central del Ecuador, en tanto se desconoce la suerte de otras piezas que pueden haber sido objeto de saqueos o de ventas clandestinas. Adriana expresó que hay un proyecto para relanzar el Museo Crespi en Cuenca, aunque mayormente quedarían para exponer réplicas realizadas por artistas y no las láminas metálicas originales.

Daniel Postizzi y Rubén Morales, atentos a la conversación.
Terminada la charla sobre esos misterios amazónicos, Carlos Vales retomó un tema abordado en la anterior reunión, referido a que la Comisión Investigadora de Fenómenos Aeroespaciales de la Fuerza Aérea Argentina (CEFAE) presentó en su informe anual 2018 una explicación al sonado caso del Aeropuerto de Bariloche sucedido el 31 de julio de 1995. Carlos reiteró sus reservas respecto a esas conclusiones y dijo estar tras un testimonio que puede sumar datos reveladores. Por su parte, Daniel Postizzi expresó que es absurdo que se trate de explicar el caso por la hipótesis de los reflectores de una discoteca, como menciona el informe oficial, cuando en todo Bariloche no había luz a causa de un apagón general. Resulta llamativo, también, que si se trató de reflectores apuntados al azar al cielo hayan coincidido repetidamente con la posición de los dos únicos aviones en vuelo. Javier Stagnaro añadió que si se toma en cuenta el relato del comandante de Aerolíneas Argentinas Jorge Polanco (testimonio que el informe de CEFAE no menciona), luego resulta difícil sostener la hipótesis de los reflectores en las nubes, ya que Polanco describió un objeto oscuro alargado con tres luces, situadas una en cada extremo y la tercera en el centro. 

La charla viró hacia los casos de aviones involucrados en observaciones de fenómenos aéreos extraños y Diego Cantiano dijo haber visto objetos negros que perseguían aviones, en tres oportunidades.

Ya que antes se habló de un museo, Aldo Puccio preguntó detalles sobre cómo es el Museo Ovni de Victoria (Provincia de Entre Ríos) y Diego Golía explicó que fue creado por Silvia Pérez Simondini, quien comenzó a interesarse por los ovnis luego de una observación en la localidad de Caleta Olivia (Pcia. de Santa Cruz). Junto a su hija Andrea, Silvia organizó un museo en la ciudad de Victoria que tiene entre sus principales atractivos varios objetos metálicos que cayeron en campos de cultivo, en algunos casos claramente se trata de chatarra espacial terrestre pero otros tienen origen controvertido, explicó Diego.

Miradas atentas, en primer plano Elías Pessaj y Mario Lupo.
Intervino después Elías Pessaj para relatar que desde 1991 tomó contacto con entidades de un sistema planetario de la estrella Canopus. Alguien le preguntó cómo son estos seres y Elías respondió que son entidades dimensionales, no tienen un cuerpo como nosotros, por lo tanto no hay ningún aspecto físico a describir. La respuesta abre un camino a la reflexión, en vez de esos "catálogos de tipologías" con identikits de los humanoides más bizarros, bien podemos pensar en unas entidades inteligentes que no necesiten un cuerpo físico como nosotros, con lo cual evitarían las enfermedades y su expectativa de vida podría tender a infinito…
Hace poco, estos seres que se comunican con Elías le indicaron hacer públicos sus contactos, contactos que pregonan un mensaje de amor, invitan a hacer pequeños cambios en cada uno de nosotros para que toda la humanidad pueda cambiar. Remarcó que no se trata de contactos "crísticos" (a diferencia de lo que sostienen otros cultores del contactismo) y el mensaje se dirige a toda la humanidad, más allá de sus diversas religiones. Indicó también Elías que la existencia de espacios como el Café Ufológico RIO54 le han significado un incentivo, un estímulo, para poder difundir sus conocimientos a todos aquellos que deseen escucharlos.

José Fandi pide la palabra.
José Fandi, el presidente de la Asociación Argentina de Inventores, una vez más lanzó un llamamiento a investigar cómo son estos vehículos que nos visitan y establecer las conjeturas necesarias para poder entrar en comunicación directa con sus tripulantes.

En carácter de exclusividad, Adriana Urrutia anunció a los asistentes que el Co-coordinador de RIO54 Rubén Morales será en breve invitado a Quito, Ecuador, para presentar en una conferencia los principales casos de su libro "Los ovnis de la Antártida" y conducir un workshop sobre Investigación Ufológica. Rubén agradeció poniendo énfasis en que este evento remarca, una vez más, la amplia posibilidad de realizar tareas en conjunto entre cafés ufológicos de distintas ciudades y también de distintos países, para aprovechar y realimentar el potencial que significa tener una Red de Cafés Ufológicos con encuentros similares en Argentina, Ecuador, Chile, Brasil y España.

Y todo esto ha sido una mínima fracción de lo conversado en el Café Ufológico RIO54 de marzo.

MUY IMPORTANTE: EL RESTÓ DONDE NOS REUNÍAMOS ÚLTIMAMENTE SE ENCUENTRA CERRADO, POR LO CUAL LA PRÓXIMA REUNIÓN SE REALIZARÁ EL JUEVES 4 DE ABRIL A LAS 18,30 EN EL BAR MEDINA BELLA, SECTOR RESERVADO, AVELLANEDA 502 ESQUINA ACOYTE, CABALLITO, CABA. COMO SIEMPRE, SOLO SE ABONA LA CONSUMICIÓN Y ES NECESARIA UNA CONSUMICIÓN POR PERSONA, COMO EN CUALQUIER BAR,  GRACIAS.

lunes, 4 de marzo de 2019

EL VALOR DE LA COMUNICACIÓN ACTIVA, DEL PENSAMIENTO CRÍTICO Y DEL ESTUDIO OFICIAL, EN EL CAFÉ UFOLÓGICO RIO54


Estuvieron presentes en nuestra reunión del jueves 7 de febrero de 2019, Laura Fernández, Alejandro Caracciolo,  Diego Cantiano, Karina López, Miguel Arjona, Lali Alvarez, Sebastián Araya, Andrea Argüello, Luis González, Elías Pessaj, José Fandi, Isidoro Markus, Alex Gómez, Elizabeth Nardini, Mabel Costea, Luis Baynham, Alberto Portalet, Carlos Vales, Orlando Burgos, Javier Stagnaro, Horacio Sorbaro, Patricia Sibar,  Daniel Postizzi, Cristian Parada, Nilva Macedo, Estela González, Daniel Valdivia, Carmen Castro, Edith Oliveira, Osvaldo García, Carlos Spinelli, Diego Golía, Mario Coen, Juan Pablo Gómez,  Norberto Iriarte, Carolina Nelson, Aldo Puccio, Matilde Saiz, Nora Avarez, Rodrigo Mantuvani, Susana Paz, con la coordinación de Mario Lupo y Rubén Morales.

El jueves 7 de febrero de 2019 se realizó con total éxito la segunda reunión del año del Café Ufológico RIO54. A pesar de estar la ciudad en el período de vacaciones estivales con temperaturas que superaban los 35ºC, se dieron cita en el Restó Autoservicio Bellagamba un total de 43 amigos y amigas  -si la cuenta no nos falla- con la mejor disposición para conversar sobre ovnis y temas conexos.

Habla Mario Lupo, Co-coordinador del Café Ufológico RIO54.
Mario Lupo y Rubén Morales dieron las palabras iniciales recordando que las reuniones RIO54 se realizan continuadamente todos los meses desde el año 2010 y hasta la fecha ¡totalizando 9 años consecutivos de cafés ufológicos!. Destacaron que RIO54 no solamente es un punto de encuentro para estudiosos e interesados en los ovnis, sino que a través de estos años se ha constituido en una alternativa cultural de la ciudad, por eso todos los meses se suman nuevos participantes que buscan un lugar donde sentirse escuchados, integrados a un grupo en el que puedan contar sus vivencias con libertad y sin ser juzgados.

Rubén Morales.al inicio de la reunión.
Rubén Morales hizo un breve resumen sobre su reciente visita a la ciudad de Capilla del Monte, situada al pie del mítico Cerro Uritorco, donde tuvo oportunidad de coordinar un Café Ufológico en el clásico Bar City de la calle techada, evento que fue organizado por Claudio Chena, quien es responsable del Café Ovnis Uritorco. Esta actividad realizada con total suceso entre los cafés ufológicos de Capilla del Monte y de Buenos Aires abre las puertas a la concreción de nuevos proyectos conjuntos a futuro. 


Los participantes toman la palabra. Matilde Saiz en este caso.
Acto seguido, como en todas las reuniones, se le dio la bienvenida a quienes llegan por primera vez a nuestro punto de encuentro. En esta ocasión tuvimos seis nuevos participantes que fueron Carolina Nelson, Aldo Puccio, Matilde Saiz, Nora Álvarez, Rodrigo Mantuvani y Susana Paz. 

Aldo se interesa en los ovnis desde un enfoque espiritual, es originario de Saavedra, una pequeña localidad situada en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires y justamente allí fue donde tuvo un curioso avistamiento cuando era niño. Se trataba de luces que salían disparadas hacia arriba desde una laguna, y llegó a ver entre las luces una cabeza, como si fuera una máscara metálica.

Aldo Puccio durante su presentación.
Luego se presentó Carolina Nelson, quien mostró algunas de las numerosas imágenes que ha tomado con su celular -en pleno día- de objetos aéreos en la zona de Olivos, Gran Buenos Aires, muy cerca de donde se encuentra la quinta presidencial.  Añadió que sus observaciones comenzaron el 10 de febrero de 2014 cuando ella y sus hijos vieron pasar un objeto redondo blancuzco que atravesaba lentamente el cielo en un día soleado.

Por su parte Matilde y Nora expresaron en su primera visita a RIO54 que recientemente habían estado en Capilla del Monte participando en experiencias de meditación y observación del cielo nocturno. Nora mencionó además un avistaje en el barrio porteño de Agronomía.

Rodrigo Mantuvani se interesa por los temas que nos convocan pero fundamentalmente vino acompañando a su madre Susana Paz, quién expresó con convicción y vehemencia que seguramente hay seres en el cosmos que se quieren acercar a nosotros y es necesario favorecer ese encuentro.
Valoró especialmente que "en un mundo en llamas y en un país en llamas" haya personas que se autoconvoquen para hablar de estos temas -como sucede en los cafés ufológicos-, que estos encuentros son muy importantes para romper el estado de aislamiento que nos impone la sociedad actual, y que activar la comunicación es un punto de partida para establecer consensos que nos permitan generar conciencia planetaria. Mencionó que en los años '90 desde un cuarto piso en el centro de Avellaneda (Gran Buenos Aires) vio una luz blanca, bellísima, que pasó de un edificio a otro hasta extinguirse en un balcón.

Una vez finalizadas las presentaciones, Alex Gómez, Mario Coen y Mario Lupo comentaron noticias recientes, como la referida a que astrónomos de la Universidad de Harvard se declararon estupefactos ante el ingreso al sistema solar del objeto alargado denominado Oumuamua, que parece ser muy diferente a un asteroide o un cometa y "puede ser una sonda enviada intencionalmente a la vecindad de la Tierra por una civilización alienígena" o un resto de una antigua nave espacial extraterrestre, según especulan los científicos. 
En otro orden, Coen alertó con preocupación que los polos magnéticos terrestres se están moviendo unos 50 km. por año y de manera errática, lo que podría acelerar un cambio de polaridad en el planeta con consecuencias catastróficas.

José Fandi, presidente de la Asociación Argentina de Inventores, a sus jóvenes 92 años y con más de 80 patentes registradas a su nombre, nos dio una cátedra sobre la magnificencia del universo y la pluralidad de mundos con seres inteligentes que deben estar dispersos en esa inmensidad, lo cual abre insospechadas posibilidades para establecer conjeturas acerca de cual sería la mejor manera de entrar en comunicación con ellos. Y quienes hayan emprendido esa búsqueda antes que nosotros tal vez pudieron lanzar naves de grandes dimensiones al espacio, para que su tripulación sobrelleve de la mejor manera el largo viaje interestelar. Tal vez el "objeto Oumuamua" sea una de esas naves que Fandi imagina…

Diego Cantiano relató una sucesión de sorprendentes observaciones personales que realizó en plena zona de Once, ciudad de Buenos Aires. Mientras tanto, casi silenciosamente, Luis González repartió varios ejemplares de un libro de su autoría titulado "La búsqueda de Dios". ¡Sería bueno que en un encuentro posterior tome la palabra para contarnos con más detalle cuales fueron las motivaciones que lo llevaron a escribir y publicar esta obra con más de 400 páginas!

Carlos Vales exhibió un ejemplar impreso del muy reciente "Informe de resolución de casos recibidos en 2018" presentado por la Comisión de Estudios de Fenómenos Aeroespaciales (CEFAE) que depende de la Fuerza Aérea Argentina. Tal como el título lo anticipa, el informe se refiere a 23 casos que han sido resueltos por la comisión a cargo del comodoro Rubén Lianza.

Carlos destacó que, a diferencia de informes precedentes, en esta oportunidad no solo se da explicación a fotos recientes que muestran puntos, manchas o brillos, sino que, por primera vez, se da una interpretación convencional a una observación que se registró en décadas anteriores y es habitualmente considerada "de alta extrañeza" en círculos ufológicos: El avistamiento reportado por el comandante Jorge Polanco y otros testigos sobre el Aeropuerto de Bariloche el 31 de julio de 1995. Luego de realizar diversas entrevistas, consultas y mediciones, la CEFAE concluye que se trataría de una confusión causada por reflectores proyectados hacia las nubes desde una discoteca. Carlos Vales aclaró que el informe no parece haber consultado la opinión del más conocido de los protagonistas, el comandante Polanco de Aerolíneas Argentinas.

El tema abrió un apasionado debate entre los participantes del Café Ufológico RIO54 y Rubén Morales intervino para aclarar que algunos confundían la sigla CEFAE con la sigla CEFORA. Explicó que aunque suenan parecido corresponden a entidades muy diferentes, siendo CEFAE la comisión oficial de la Fuerza Aérea de la que actualmente es titular el comodoro Lianza, en tanto CEFORA es una entidad civil liderada por Silvia y Andrea Pérez Simondini.

Juan Pablo Gómez explicó pormenores del "Caso Bariloche".
Tomó la palabra luego Juan Pablo Gómez, que había realizado una intensa búsqueda de datos sobre el "Caso Bariloche" poco tiempo después de su ocurrencia en 1995, trabajo que hizo en conjunto con ese gran pionero de la ufología argentina que es el profesor Oscar Adolfo Uriondo, quien tiene 90 años de edad en el presente. Juan Pablo recordó que esa ardua tarea le significó viajar a Bariloche para investigar in situ, con entrevistas a pilotos, a trabajadores de la torre de control del aeropuerto y a pobladores de la ciudad que habían sido testigos ocasionales desde el suelo, además se propuso reunir todos los documentos posibles sobre el incidente.

Expresó que por tratarse de un caso complejo que involucró a muchos protagonistas y tuvo numerosas repercusiones mediáticas, la investigación que realizaba con Uriondo nunca llegó a completarse, aunque perduran publicaciones parciales en varios sitios de internet. Recordó que en base a lo investigado no les había sido posible hallar una explicación que resolviera de manera satisfactoria todos los sucesos de aquel 31 de julio de 1995.

Juan Pablo, aún sin haber podido leer con la debida atención el muy reciente informe de la CEFAE, expresó su amplitud de criterios: "Un investigador que procede con honestidad debe considerar todas las evidencias que se presenten y no cerrarse en una sola posición para defender a ultranza la extrañeza de un caso" -puntualizó.

Edith Oliveira,Andrea Argüello y Daniel Postizzi
Algunos añadieron que ese avistamiento había sido coincidente con un corte de luz en la ciudad de Bariloche, lo que suele interpretarse como una pauta relacionada con la presencia de ovnis. Juan Pablo dijo que en ese caso puntual se pudo establecer fehacientemente que la energía se interrumpió a causa un error humano en una subestación eléctrica. A propósito, Estela González desestimó por falaz el argumento que relaciona ambas cosas: Si el ovni fuera causante de cortes de luz, cada vez que alguien ve un ovni se cortaría la luz y eso en la práctica no sucede. Con el paso de los años, el episodio de Bariloche se ha convertido en un caso emblemático de la ufología argentina y, como siempre, el Café Ufológico RIO54 tiene sus puertas abiertas para que todos los puntos de vista puedan expresarse con absoluta libertad.

De manera genérica Mario Lupo reseñó que las comisiones investigadoras oficiales de ovnis suelen seguir la línea trazada desde el llamado Proyecto Libro Azul de EE.UU. en los años '50 y '60, que tendía a llevar todos los casos a explicaciones convencionales. El Libro Azul luego de estudiar más de 12.000 casos mundiales durante dos décadas apenas dejó un 6% de informes pendientes de explicación y su veredicto sigue siendo motivo de debate, especialmente al haberse desclasificado, en tiempos recientes, documentos que parecen haber sido ignorados en las primeras conclusiones.


Habla Mario Coen. Carlos Vales y Alex Gómez lo escuchan atentos.
Por contraste con ese criterio, Mario Coen rescató la tarea realizada en nuestro país entre las décadas del '50 y del '70 por las comisiones de la Fuerza Aérea y especialmente la creada por la Armada Argentina que estuvo al mando del capitán Omar Roque Pagani, la cual intervino por ejemplo en el avistamiento de múltiples fenómenos en la Villa de Trancas (Tucumán), el 21 de octubre de 1963, un caso con características tan impresionantes que podría servir de base para hacer una apasionante película  -ejemplificó Mario.

Diego Golía hizo un pertinente resumen de lo conversado.
Diego Golía nos regaló con una de sus habituales brillantes síntesis acerca de lo que se había dicho en la reunión y remarcó la importancia de promover el pensamiento crítico en el abordaje de estos temas que son emocionalmente movilizantes y a veces conducen a conclusiones apresuradas. Es necesario pasar las ideas por el tamiz de la razón y de la reflexión -dijo.

Completó el concepto Mario Lupo al decir que "RIO54 es un lugar de reunión donde cada cual puede expresar su criterio o su testimonio. Eso siempre es positivo aunque los criterios sean diferentes. Siempre, el hecho de hablar y ser escuchado es un acto que nos libera y al mismo tiempo enriquece nuestro espíritu".

Aquí dejamos el resumen del Café Ufológico RIO54 de febrero. La próxima reunión será el jueves 7 de marzo como siempre el primer jueves de cada mes a las 18:30 en el restó Bellagamba de Avellaneda y Eleodoro Lobos, barrio de Caballito, Ciudad de Buenos Aires.

Recordamos que solo se abona la consumición como en cualquier local gastronómico y es necesaria una consumición por persona, también como en cualquier restó. Las reuniones no se filman ni se graban y si alguien lo hiciera es bajo su absoluta responsabilidad, solo tomamos unas fotos para ilustrar breves resúmenes como éste. Hasta el 7 de marzo!


viernes, 25 de enero de 2019

CAPILLA DEL MONTE: Histórico encuentro entre el Café Ovnis Uritorco y el Café Ufológico RIO54





El jueves 17 de enero de 2019, en el bar City de la calle techada, un lugar que tradicionalmente ha sido punto de encuentro de la intelectualidad capillense, se realizó un café ufológico conjunto entre el Café Ovnis Uritorco (COU) de Capilla del Monte y RIO54 de Buenos Aires. La convocatoria fue realizada por Claudio Chena del COU, participando Rubén Morales de RIO54 en la coordinación.

Fernando Soto Ronald, Claudio Chena, Flavio Vega
y Rubén Morales (iluminado :-)
Hubo una importante concurrencia si se considera que el evento coincidió con una jornada de fuertes lluvias y tormentas. Además, se destacó el interés de los presentes por manifestar sus experiencias e ideas, en un diálogo franco, sereno y amable donde surgieron temas para el asombro y no faltaron momentos de humor.

Participaron en la mesa Néstor Robles, Lucas Robles, Mónica Dellacroce, Gilda Defelippe, Mariela De Tomaso, Juan Carlos Crespo, Andrea Paulazzo, Adriana Perelli, Adriana González, Flavio Vega, Fernando Soto Roland, Verónica Martin, Gustavo Cia. Delia, Mercedes Dacunda, Mario Aprile, Luna Batista, Pablo, Liliana Castillo, Majo Rivarola y Damián Morales, con la conducción de Claudio Chena y Rubén Morales.


Muchos de los asistentes habían participado anteriormente en los encuentros del Café Ovnis Uritorco y algunos también en el Café Ufológico RIO54 de Buenos Aires, de modo que fue una reunión integradora que facilitó el conocimiento mutuo.

Precisamente, en su presentación, Pablo se definió a secas como "una persona" y en esa palabra resumió la virtud del café ufológico, de reconocernos cara a cara como personas, de retomar ese contacto directo en una mesa de café, de hablar y escuchar, de sentirnos reconocidos tal cual somos, a diferencia de las redes sociales que si bien son un medio de comunicación extraordinario también muchas veces son causantes de los peores malentendidos, originando discusiones bizantinas y serios agravios que se hubieran evitado de haber podido hablar las mismas cosas frente a frente tomando un café.

En otras palabras, tuvimos una reunión de conocimiento y de reconocimientos. Fue una oportunidad para conocer a otros que tienen intereses similares y a la recíproca, siguiendo el concepto de Pablo, sentirnos reconocidos como personas unidas por un tema en común.
Como no podía ser de otra manera, los ejes centrales de la charla circularon alrededor de las múltiples experiencias e historias capillenses relacionadas con el tema ovni. En ese recorrido se mencionó a diversos protagonistas que tuvieron incidencia en que Capilla hoy sea la meca del turismo ufológico argentino, se citaron nombres como los de Angel Acoglanis, Guillermo Terrera, Monir Addur, Dante Franch, Jorge Suárez, Hector Picco, incluso José De Zer, quienes (entre otros y con personalidades muy diferentes entre sí) contribuyeron a construir una nueva mística de Capilla del Monte, que a partir de la década del '80 ya no es la misma ciudad serrana que era, con todo lo bueno y todo lo malo que pueda significar esto.

No faltaron momentos de humor...
En cuanto a avistamientos, se destacaron los testimonios de Mercedes Dacunda, quien relató diversas experiencias durante meditaciones grupales con mantras, y es llamativo el caso narrado por Liliana Castillo acerca de un objeto suspendido en el aire sobre el Río Calabalumba que curiosamente tenía forma rectangular y cuatro ruedas abajo "como una camioneta"Majo Rivarola se refirió a la importancia de la intuición para estas percepciones, Gustavo Cia recomendó su blog Fenomalías para quienes quieran conocer sus originales enfoques, Flavio Vega invitó a participar del grupo de Facebook "Enigmas del Uritorco", Mariela De Tomaso nos recordó que como parte de las investigaciones realizadas junto a su esposo Miguel Angel Gómez Pombo se desarrolló el Proyecto Catent, un catálogo nacional de entidades asociadas al fenómeno ovni. Por su parte, Rubén Morales rubricó ejemplares de su libro "Los ovnis de la Antártida", libro que también ha tenido gran repercusión en Capilla del Monte.

Gilda y Rubén junto a Mónica Dellacroce. Y atrás, Claudio Chena...
Mónica Dellacroce mencionó diversos tópicos que confluyen a la historia y la mitología capillense, como la ciudad de Erks, el bastón de mando, el santo grial, los templarios… en tanto Mario Aprile abundó en referencias que van desde la historia universal, pasando por las sociedades secretas y hasta la cosmovisión metafísica acerca del contenido simbólico de esos elementos, que va más allá de lo que pueda denominarse realidad material. Mencionó por ejemplo que la palabra Uritorco tiene una compleja etimología y desde el punto de vista lingüístico la raiz "URI" se remonta hasta la cuna de la civilización humana, recordando que la capital sumeria era "UR". Por cierto, como muy bien reflexionó nuevamente Pablo, acaso lo que creemos es "la realidad" sea un producto humano y a veces hasta pareciera que las cosas toman forma hasta confirmar lo que cada uno busca.


Finalmente todos quedamos atentos al relato de Juan Carlos Crespo, especialista en edición de videos y efectos especiales que en el año 1995 fue convocado por el programa "Memoria" que conducía el periodista Chiche Gelblung, para realizar en espuma de látex el cuerpo de un humanoide que fue presentado en una cuidada escenificación con la finalidad de demostrar que el video de la "autopsia de Roswell" había sido un fraude.

Juan Carlos Crespo junto a su creación, en 1995.
Juan Carlos comentó que, curiosamente, pocos años antes había tenido un sueño premonitorio que luego representó en un dibujo a modo de psicografía. Había soñado con una placa radiográfica que mostraba el esqueleto de frente y de perfil de un ser de baja estatura, cráneo grande y seis dedos en cada mano.

Luego nos contó con lujo de detalles el proceso técnico de modelado para lograr que el "extraterrestre" tuviera el mayor realismo posible. La tarea se realizó a contrarreloj, urgido por los tiempos de la televisión, lo que le significó pasar tres noches sin dormir. Finalmente, el resultado fue el esperado, pese a que no se tenían los recursos técnicos disponibles hoy en día, por ejemplo para darle aspecto de película avejentada primero se la pasó a blanco y negro y luego hubo que copiarla varias veces sucesivas en una cinta de VHS hasta que acumuló imperfecciones que la hacían parecer antigua. El propio Gelblung quedó muy impresionado por el realismo y la textura de la piel del "humanoide", al punto de recordar actualmente ese programa como uno de los hitos que marcaron su carrera profesional.

Expone Juan Carlos Crespo acerca de cómo realizó el "alien de Roswell" ante la atenta escucha de los presentes.
Y esto solo fue una parte -mínima- de lo conversado en esta apasionante reunión que nos convocó en la mítica ciudad de Capilla del Monte, un lugar de la Argentina donde todos los interesados en estos temas nos sentimos felices, como en casa, porque proliferan las actividades relacionadas con los ovnis y temas conexos en paisajes con naturaleza desbordante y bajo un cielo que de noche se ilumina de estrellas.

Como muy bien lo sintetizó Claudio Chena, este exitoso encuentro que reunió dos cafés ufológicos en el emblemático Café City abre las puertas para sumar voluntades, establecer un mayor vínculo entre interesados en estos temas de Buenos Aires y de Capilla del Monte, y explorar nuevas actividades en conjunto ya que más allá de los atractivos turísticos naturales, Capilla del Monte tiene un patrimonio intangible que atraviesa lo histórico, lo cultural y lo espiritual, acerca del cual aún queda mucho por crear, por desarrollar y por promover.







domingo, 20 de enero de 2019

EL CAFÉ UFOLÓGICO RIO54 COMENZÓ EL NUEVO AÑO CON UNA APASIONANTE REUNIÓN




El Café Ufológico RIO54, que ha marcado una continuidad de encuentros mensuales desde su creación en el 2010 hasta el presente, inició el 2019 con su primera reunión del año que tuvo lugar el jueves 3 de enero, con casi 40 amigos y amigas que se dieron cita en el restó autoservicio Bellagamba de Av. Avellaneda y Eleodoro Lobos, barrio de Caballito, Ciudad de Buenos Aires.

Parte de la concurrencia al primer Café Ufológico RIO54 del año 2019.
Como siempre sucede se abordaron diversos y apasionantes temas que motivaron la participación, poniendo sobre la mesa criterios unas veces concordantes y en otras dispares, pero -hay que destacarlo- con el habitual respeto hacia la opinión del otro y la apertura a la diversidad de enfoques que prevalecen en RIO54 desde su mismo origen.

En esta oportunidad la coordinación fue realizada magistralmente por Mario Lupo, ya que el co-coordinador Rubén Morales había viajado a la mítica ciudad de Capilla del Monte en la provincia de Córdoba. Un hecho a destacar de ese viaje fue que en bar City, tradicional lugar de reunión de la intelectualidad capillense, Morales coordinó un Café Ufológico junto a Claudio Chena, quien es creador y coordinador del Café Ovnis Uritorco (COU), lo que significó realizar con todo éxito una actividad integradora entre el COU de Capilla y RIO54 de Buenos Aires que abre las puertas a nuevas actividades conjuntas a futuro.

Volviendo a la reunión del Café Ufológico RIO54 de enero, como habitualmente sucede se le dio la bienvenida a quienes por primera vez llegan a nuestra extendida mesa. Así se presentaron cuatro nuevos participantes: Marisa Di Giovanni, Ana María López, Guillermo Salinas y Pablo Saavedra Romo.

Ana María López se presentó expresando su profundo interés en los temas que nos convocan. Por su parte, Marisa Di Giovanni es argentina pero radicada en Florida (Estados Unidos) y aunque nunca vio nada extraño en el cielo considera que el fenómeno ovni es real y digno de ser investigado, opinión que -afirmó- es compartida por muchas personas en Florida ya que ha constatado que hay un gran interés sobre estos temas.

Pablo Saavedra Romo, de nacionalidad peruana, manifestó un gran interés por los enigmas cósmicos y terrestres. Por ejemplo habló sobre las líneas de Nazca en Perú que dibujan imponentes figuras de animales que sólo pueden ser vistas en su real magnitud desde el aire. Esto fue ratificado por la consecuente integrante de RIO54 Patricia Sibar, quien conoció muy bien esa región por haber participado en equipos de restauración arqueológica en diversos sitios de la región andina y coincidió en que los diseños de Nazca son majestuosos, así como se desconoce la motivación que llevó a sus realizadores a trazar esas gigantescas figuras.

Guillermo Salinas refirió que en distintas oportunidades ha realizado avistamientos de extrañas luces que sobrevuelan la zona de Ituzaingó y otras localidades de la zona oeste del Gran Buenos Aires.

Mario Lupo, en el momento del sorteo.
A continuación tuvo lugar una interesante charla en la que participaron Mario Lupo, Daniel Postizzi y Rubén Romano -entre otros- acerca de los diferentes tipos en que puede catalogarse la investigación ovni, así como se informó sobre las investigaciones realizadas por organismos militares en la Argentina. Daniel enfatizó sobre un tema de su especialidad que es el análisis fotográfico.

Luego intervino el ingeniero Marcelo Ferro, conocido por haber desarrollado los planos de un "plato volador" que intentó patentar, aunque fue rechazada su solicitud. Planteó haber sido objeto de persecuciones a causa de su descubrimiento tras lo cual sostuvo un intenso intercambio de criterios con Estela González, amiga desde hace años del Café Ufológico RIO54.

Elizabeth Nardini, Andrea Argüello y Lucas Nardini.




El aerotécnico Jorge Fmil, también habitué de nuestras reuniones, se refirió al emblemático caso del avistamiento que tuvo como protagonista al comandante de Aerolíneas Argentinas Jorge Polanco en 1995 sobre el Aeropuerto de Bariloche.
Jorge manifestó que varios experimentados pilotos a los que había consultado sostenían la veracidad del caso, dando argumentos a favor de la honestidad de su colega Polanco cuya capacidad profesional conocen bien. A continuación los estudiosos Carlos Vales y Rubén Romano afirmaron que llegaron a similares conclusiones luego de analizar los informes disponibles desde diversas aristas.

Una de las artesanías sorteadas.
Como en todas las reuniones de RIO54 se hizo el tradicional sorteo gratuito de elementos llevados a tal fin por los mismos participantes, tal el caso de revistas aportadas por Mario Lupo y varias bellas "artesanías cósmicas" creadas por Andrea Argüello

Y esto sólo es un pequeño resumen de los temas abordados en el Café Ufológico RIO54 de enero. La próxima reunión será el jueves 7 de febrero como siempre el primer jueves de cada mes a las 18:30 en el restó Bellagamba de Avellaneda y Eleodoro Lobos, barrio de Caballito, Ciudad de Buenos Aires.


Recordamos que solo se abona la consumición como en cualquier local gastronómico y es necesaria una consumición por persona, también como en cualquier restó. Las reuniones no se filman ni se graban y si alguien lo hiciera es bajo su absoluta responsabilidad, solo tomamos unas fotos para ilustrar breves resúmenes como éste. Hasta el 7 de febrero!

sábado, 29 de diciembre de 2018

EN RIO54 HABLAMOS DE CONTACTOS, PERO ¿CONTACTOS DE SALVACIÓN O CONTACTOS DE TERROR?






Estuvieron presentes en nuestra reunión del jueves 6 de diciembre de 2018, Nicolás Paterno, Marina Zarza, Elías Pessaj, Alejandro Merel, Daniel Postizzi, Mariano Lioy, Alberto Portalet, Roberto Prieto, Luis Baynham, Orcas Azerlav, Horacio Sorbaro, Sebastián Araya, Mabel Costea, Karina López, Estela González, Jorge Moauro, Alicia Rossi, José Fandi, Isidoro Markus, Carlos Vales, Juan Carlos Crespo, Marta Fuster, Lali Alvarez, Diego Cantiano, Andrea Argüello, Cristian Vera, Norberto Iriarte, Rubén Romano, Miguel Angel Chaile, Ema Buglio, Luis González, Elizabeth Nardini, Lucas Nardini, Antonio Barbuzza, Javier Stagnaro, Alex Gómez, Nilva Macedo, Ana María Mor, Jorgelina de Chaile, Osvaldo García, Stella Maris Oro, Angel Annacondia, Flavia, con la coordinación de Mario Lupo y Rubén Morales. Disculpas si en esta lista hemos olvidado a alguien!


El Café Ufológico RIO54 tuvo su reunión de diciembre con gran participación, en el último encuentro del 2018, culminando su octavo año de reuniones consecutivas.

2019 se inicia y los cafés ufológicos son una realidad que crece y fructifica no solamente en Argentina sino en diversos países, en este momento -y a nuestro conocimiento- hay encuentros que funcionan con similar modalidad en Morón (Pcia. de Buenos Aires), en Mendoza (Pcia. de Mendoza), en Santa Fe y Rosario (Pcia. de Santa Fe), en El Volcán (Pcia. de San Luis), en Capilla del Monte (Pcia. de Córdoba) y tenemos dos Cafés Ufológicos en la Ciudad Buenos Aires. También existen Cafés Ufológicos en Santiago (Chile), Quito (Ecuador), Valencia (España) y Porto Alegre (Brasil). Y probablemente estamos olvidando algún café por no tener noticias recientes, disculpas en tal caso. La idea nacida en 2010 fue tan buena que hoy tenemos una red descentralizada de “cafés ufológicos”, cada cual con su propio estilo, con su propia dinámica, que realizan su tarea independientemente pero con el mismo espíritu.

A propósito, el Co-coordinador de RIO54 Rubén Morales anunció que tuvo una reciente reunión con Adriana Urrutia, la Coordinadora del Café Ufológico de Quito, y que gracias a la organización de ese Café pronto viajará a Quito a dar conferencias y cursos. 

Como en todos nuestros encuentros, inicialmente se le dio la bienvenida a quienes llegan por primera vez a nuestra reunión, tal el caso de Nilva Macedo quien hacia 1988 u 89 vio "una nave madre muy grande" que fue vista por muchas personas y se publicó en los medios de la época, en la ciudad de Mar del Plata (Pcia. de Buenos Aires). Stella Maris Oro se presentó rememorando un avistamiento que también salió en los diarios, de unas luces que se movían en zig-zag sobre la zona de Gerli (Pcia. de Buenos Aires) hacia 1961 o 62. Acto seguido hizo una reflexión sobre un hecho reciente, respecto a la extrañeza de que se haya producido un terremoto de 3,8º con epicentro en el Gran Buenos Aires "casualmente" en el preciso momento en que se realizaba la cumbre de mandatarios mundiales del G20 en la ciudad. Los medios de prensa difundieron el hecho con aparente naturalidad pero quienes vivimos en Buenos Aires sabemos bien que ese tipo de fenómenos telúricos rara vez se perciben y no suelen tener epicentro en la región.

Miguel Angel Chaile es un habitué de nuestra reuniones, pero esta vez vino acompañado por su esposa Jorgelina, quien junto a él protagonizó observaciones de ovnis en el Camping Witcoin de Capilla del Monte.

Siguiendo las presentaciones de los nuevos asistentes a RIO54, Flavia dijo que cuando visitó Tulum (México), su esposo Néstor vio a un extraño personaje sin nariz que salió y volvió a entrar rápidamente en la selva. La aparición fue tan fugaz que ella y demás turistas no llegaron a verlo. Luego Angel Annacondia recomendó ver videos en Youtube sobre la presencia alien en nuestro planeta y su relación con las principales potencias, "estamos al borde de que todo esto se descubra" -sentenció.

Continuando la rueda de presentaciones Ana comenzó diciendo que desde los 6 años y hasta el presente ha vivido una serie de acontecimientos perturbadores, relacionados con "visitantes de dormitorio", experiencias fuera del cuerpo, contactos y abducciones que no le resultaron en absoluto agradables, manifestó, ya que se trata de seres que nos manipulan a su voluntad y realizan experimentos con nosotros, por ejemplo son capaces de mudar de aspecto según las preferencias estéticas o religiosas de la persona que contactan. "Nos atacan en nuestras casas, en la calle, donde quieren, siempre contactan diversas personas de una misma familia, hay un seguimiento genético de las familias" -advirtió Ana y señaló que luego de una de esas abducciones "es horrible esa gelatina verde en la boca que tanto cuesta desprender".

En el Café Ufológico RIO54 tenemos por norma, por hábito y costumbre, escuchar todos los relatos con atención, sin validarlos o enjuiciarlos. La tarea del Café es que fluya la conversación dentro de los temas que nos convocan, pero testimonios como el de Ana y de otros participantes de RIO54 que han contado experiencias parecidas nos llevan a reflexionar que los contactados no son solamente esos personajes mediáticos que recorren el mundo haciendo talleres de "meditación cósmica", dando conferencias multitudinarias, publicando bestsellers sobre "sanación espiritual", que se comunican con "guías superiores" y "seres de luz" para "salvar la humanidad"… 

Luego, y por contraste, el arquitecto y economista Elías Pessaj concidió en expresar su disidencia con ciertos gurúes del contactismo, pero en cambio rescató su experiencia personal con los contactos, que le han dejado buenas enseñanzas para poner en práctica, lo que dio pie para que otros participantes de RIO54 emitieran sus opiniones sobre el tema, en otro interesantísimo encuentro que se extendió en la cálida noche de diciembre.

Habitualmente no se tiene en cuenta que al margen de los "contactados estrella" hay personas -no son pocas- que no tienen visibilidad en la prensa, que no aparecen en televisión, pero están, algunas han llegado a nuestro Café Ufológico a contar sus experiencias, experiencias que son rotundamente distintas a las que promueven los mesías cósmicos más conocidos. Tal el caso de los testimonios de Ana y de Elías Pessaj, más allá de que también son muy diferentes entre sí.

Relatos como el de Ana, cualquiera sea su grado de realidad, están lejos de ser aislados. Coinciden con numerosos casos reportados en la literatura abduccionista de Estados Unidos, y también en libros escritos en ese mismo país por "canalización telepática". Véase como ejemplo el perturbador libro (disponible en internet) "El canto de sirena de los fantasmas hambrientos". Esos relatos son la contracara del contactismo mesiánico-mediático que pregona paz y amor. Nos referimos a relatos estremecedores, que hablan de experiencias aterradoras, dolorosas, causadas por unos seres depredadores que de bueno no tienen nada, que se llevan nuestros recursos naturales, que utilizan sexualmente a nuestras mujeres para tener hijos híbridos, que se alimentan de nuestras emociones negativas y hasta hay algunos que comen carne humana…

Ana alertó sobre los falsos mensajes que dicen que los extraterrestres traerán la salvación al mundo, "se está engañando a la gente" -expresó. Y no podemos menos que tomar en serio una advertencia semejante.

Lo que queda a modo de síntesis al decantar todo lo dicho, en primer lugar es que los llamados contactados no son solo los muy famosos que se lucen en los congresos sobre ovnis y recorren el mundo dando onerosas conferencias, sino que hay otros, tal vez muchos otros, que permanecen ignorados, que no son conocidos, que no salen en los diarios, que prefieren el bajo perfil, pero sin embargo tienen mucho para decir. En segundo lugar, se deduce que todos ellos no canalizan un solo mensaje unificado para transmitir a la humanidad y -quedó claro en esta reunión- hay conceptos básicos totalmente opuestos, contradictorios, y -como en todas las instancias de la vida- se hace necesario saber discernir. Hilando fino, tal vez haya tantos mensajes como contactados hay. Por fin, en tercer lugar, quedarán sin responder grandes preguntas ¿estamos ante una simple disyuntiva maniqueísta entre "contactados verdaderos" versus "contactados falsos"? ¿cual es el nivel de realidad de estos contactos? ¿ocurren en nuestra realidad cotidiana o pertenecen al psiquismo de cada contactado? ¿o acaso penetran en otros "niveles de realidad" a los que raramente se accede? ¿por qué no hay comprobaciones científicas definitivas? ¿por qué en los mensajes no se reciben datos concretos que permitan verificar la realidad del propio contacto?…

Y esto ha sido solo una mínima -mínima- parte de lo charlado en el último Café Ufológico RIO54 de 2018, un espacio donde todos los temas relacionados con ovnis son siempre bienvenidos y escuchados con la misma atención. No podemos prever cuales serán los temas centrales de nuestro próximo encuentro, pero -como muy bien lo ha dicho el Co-coordinador Mario Lupo- sí sabemos que cuando se habla con libertad de palabra y agenda abierta, al final siempre se termina saliendo del Café con un nuevo conocimiento, y con nuevas preguntas que nos hacen pensar.

La próxima reunión será el jueves 3 de enero de 2019 como siempre el primer jueves de cada mes a las 18:30 en el restó autoservicio Bellagamba de Avellaneda y Eleodoro Lobos, barrio de Caballito, Ciudad de Buenos Aires. Recordamos que solo se abona la consumición como en cualquier local gastronómico y es necesaria una consumición por persona, también como en cualquier restó. Las reuniones no se filman ni se graban y si alguien lo hiciera es bajo su absoluta responsabilidad, solo tomamos unas fotos y unos apuntes para presentar breves resúmenes como éste. 

¡Hasta entonces!

¡Y FELIZ 2019 A TODOS LOS AMIGOS Y AMIGAS DEL CAFÉ UFOLÓGICO RIO54!