domingo, 27 de septiembre de 2015

Se planteó en RIO54: ¿SOMOS HIJOS DE LAS ESTRELLAS?


Estuvieron presentes en la reunión del Café Ufológico RIO54 del 3 de septiembre de 2015: Juan Faillá, Javier Stagnaro, Isidoro Markus, Diego Cantiano, Ernesto Lacalle, Sebastián Araya, Estela González, Luis Baynham, Aldo Barroso, Adriana Cosentino, Cristian Vera, Natalia Sericano, Franco Jimionato, María (Lali) Alvarez, Patricia Sibar, Edgardo Stekar, César Morón, Daniel Postizzi, Jorge Moauro, Marcelo Ferro, Lucio Paz Barrionuevo, Anabella Veja, Alejandro Aucana, Hernán Sabán, Horacio Pistoni, Raquel Gómez, Ema Buglio, Liliana Soto, Guido Capecchi y Emilio Moya, siempre con la coordinación de Mario Lupo y Rubén Morales. Pedimos disculpas a quienes estuvieron y no retuvimos sus nombres.

Como siempre decimos, cada encuentro mensual en el Café Ufológico RIO54 nos demuestra que siempre quedan amigos y amigas por conocer. En su primera visita al Café Ufológico RIO54, Liliana Mabel Soto, profesora de geografía, contó que el tema ovni le gusta "desde que nació" y, al igual que tantos otros entusiastas, de chica coleccionaba recortes de diarios y quería ser astrónoma. A los nueve años envió una carta a la NASA y grande fue su sorpresa cuando la NASA le envió una caja llena de información y folletería sobre las misiones espaciales Apollo. Tuvo la experiencia de ver luces extrañas (y fotografiarlas) en Puertas del Cielo, cerca de Capilla del Monte. Guido Capecchi es estudiante en la Marina Mercante e interesado en el tema ovni, pero además tuvo una experiencia de tono sobrenatural. Una noche, en el pequeño pueblo pampeano de Embajador Martini, junto  con un amigo caminaba por la desolada ruta bordeada de extensos campos. En eso vieron caminando adelante a una chica con pullover rosa que no entendieron de donde venía, no había nadie más en el lugar. Cuando la chica pasó bajo un poste de alumbrado público, la luz se apagó e inexplicablemente cruzó de pronto un alambrado que estaba electrificado, perdiéndose su figura en medio del campo.
También fue bienvenida a la mesa de RIO54 Anahí, quien declaró que el año pasado  vio luces que se movían en distintas direcciones, en Acassuso, Pcia. de Buenos Aires.
Recibimos además a Emilio Moya, de origen chaqueño, que estudió psicología e informática y se ha interesado especialmente en los trabajos de Lloyd Pye, autor del libro que puede traducirse como “Todo lo que sabes está mal”, entre otros títulos. Dicho autor habla sobre la hibridación de humanos con alienígenas y sostiene la tesis de que se habría realizado una ingeniería del hombre en tiempos pretéritos para llegar al humano actual, cuestionando la idea de una evolución natural de la especie. Desde otro enfoque, también confluyente, Lucio agregó que el tema de la intervención de seres superiores está presente en los orígenes, según todas las religiones. Mario Lupo lo relacionó con los mitos ancestrales de Venezuela, expresó que en las culturas Caribes se habla de una época en que el mundo fue colmado por las aguas, mito que se repite en todo el mundo, como entre los aztecas, en Tartessos, en la Biblia y en la famosa Atlántida.
Rubén Morales añadió que la intervención externa en la alteración de la genética humana aparece en la teoría de la panspermia dirigida, desarrollada por el premio Nobel de Medicina Francis Crick, uno de los descubridores de la estructura del ADN, para quien hay algo en los genes humanos que la evolución natural de la especie no puede explicar por sí sola.
Marcelo Ferro aportó que el avance de las neurociencias permitiría reemplazar a humanos por robots, en tal sentido resaltó la importancia de volver a razonar como Aristóteles, con su lógica que tiene entre sus principios el orden y el bien común, lógica que fue ocultada deliberadamente por la ciencia actual –dijo.
Juan Faillá (quien fue uno de los cuatro que participó en la primera mesa de RIO54 en el año 2010) mencionó que el investigador de las abducciones y los fenómenos paranormales Hilary Evans llegó a postular una “ciencia anomalística” para estudiar estos aspectos.

Todo eso fue solo parte de lo que se habló en nuestra reunión de septiembre, buen motivo para reflexionar que el Café Ufológico RIO54 es un lugar donde siempre se aprende algo nuevo y además recibimos información sobre estudios y autores que de otra manera difícilmente hubiéramos conocido!

La próxima reunión del Café Ufológico RIO54 será el jueves 1 de octubre, a las 18,30, en Río de Janeiro 54, CABA.
Recordamos que el Café de La Subasta no nos alquila el espacio ni se cobra entrada, por eso es importante que cada participante realice una consumición, tal como corresponde en cualquier bar que se visite. Con similar criterio, las reuniones no se graban ni se filman para que podamos conversar con libertad y si alguien lo hiciera es bajo su exclusiva responsabilidad. Gracias.

También recordamos que tenemos un grupo RIO54 en Facebook para todos y todas quienes asistieron a alguna de nuestras reuniones, es un espacio para intercambiar novedades, así como compartir fotos, videos y enlaces a sitios web. Si participaste en alguna reunión RIO54, envianos una solicitud de amistad en Facebook, y te sumaremos al grupo.


2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Espero poder sumarme en su próxima reunión del mes de noviembre.

    ResponderEliminar